Fútbol cubano: ¿caerán los goles con la llegada de los "legionarios"?

El equipo de fútbol representativo de la provincia de Matanzas, bautizado por décadas como Diablos Rojos, prevé retornar a planos estelares dentro del balompié cubano, durante la próxima temporada futbolera en el país caribeño.

La histórica y por muchas décadas esperada noticia de que futbolistas cubanos con residencia en el exterior han sido convocados para incluirse con el equipo nacional en las eliminatorias de CONCACAF para la Copa del Mundo Catar 2022, maximiza hoy día cuanta red social existe en la Isla... y mucho más allá.

En los dos últimos decenios, la selección de Cuba ha regresado con muchos goles en contra y ninguno a favor, de los eventos internacionales en los que ha intervenido, muestra fehaciente no solo de serias desatenciones defensivas, sino de algo peor aún: su ya tradicional sequía goleadora de cara a la portería rival.

Por eso, tras el anuncio de la convocatoria hecha por el entrenador Pablo Elier Sánchez para enfrentar a Guatemala y Curazao los venideros días 24 y 28, respectivamente, la pregunta de los hinchas pulula por doquier: ¿caerán los goles con la llegada de los "legionarios"?

Goles son amores porque definen los partidos. Y Elier, aunque no pudo rescatar al ariete habanero Marcel Hernández que anda on fire con su club Alajuelense en la liga de Costa Rica, sí pudo hacerse de los servicios de los excelentes delanteros Onel Hernández (Norwich City, Inglaterra) y Joel Apezteguía (SP Tre Fiori, San Marino).

Este dúo anda bien enfocado no solo en sus respectivas ligas, sino también en las instrucciones que recibe, vía correo electrónico, con el director técnico pinareño.

"El colectivo técnico ha tenido contactos con ellos para que conozcan el papel que cada uno debe desempeñar en la cancha y tuvieran acceso al sistema de juego que pretendemos desarrollar. Además, les pedimos que buscaran y analizaran actuaciones internacionales de Guatemala y estudiaran, casi en directo, cómo podría desarrollarse el partido", explicó Sánchez.

Si yo fuese Elier -con el mayor respeto, claro está-, utilizaría al avileño Onel como centro delantero y al capitalino Apesteguía como extremo derecho. En tanto, el matancero Luis Javier Paradela, actual plantilla del Santos de Guápiles en el fútbol tico contratado por la federación cubana, se desenvolvería por la izquierda en el ataque.

Hace mucho tiempo que un equipo cubano no exhibía un trío de ataque como este, con total frialdad para llegar al área chica y encarar al portero rival. De eso se adolecía... y de las habilidades y tino con el balón también.

No quiero cantar victoria anticipada. Estos dos convocados, a quienes se unen los defensas Carlos Alberto Vázquez (CDA Navalcarnero, España) y Jorge Luis Corrales (Tulsa FC, Estados Unidos), se trasladarán directo de sus países hacia Guatemala. Y apenas tendrán dos días de trabajo junto al resto del grupo para estudiar y poner a prueba, el diseño de juego que escogerá el técnico cubano.

Pero Onel y Apesteguía ya han rodado bastante en ligas profesionales, conocen bien los fundamentos del fútbol y les es inherente la máxima de este bello deporte: anotar goles. Entonces, hay que esperar.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar