La COVID-19, sin permiso para entrar en el hogar Materno de Majagua (+Fotos)

 

2302-HogarMaterno1.jpg

El embarazo es un periodo muy intenso que viven con privilegio las mujeres al cargar en sus vientres durante nueve meses, por lo general, el fruto que no abandonarán nunca.

Sin embargo, esa etapa es un estado fisiológico que las predispone a cuadros respiratorios, motivo más que suficiente para que este sector poblacional constituya un grupo que requiere atención especial en cuanto a prevención, diagnóstico y cuidados, pues el miedo, la ansiedad y la incertidumbre que ocasiona el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 están ensombreciendo un tiempo que, en otras circunstancias, tendría que ser plenamente feliz.

Y para que la COVID-19 y esos sentimientos negativos que la acompañan no hagan daño sobre el feto y el recién nacido, la salud cubana se preocupa y ocupa por el bienestar de sus embarazadas.

Un ejemplo de cuanto se hace en las instituciones médicas para no darle entrada al virus lo constituye el hogar materno de Majagua, en Ciego de Ávila, donde está prohibida la entrada de personas ajenas, entre ellas familiares, que puedan contagiar a las pacientes.

A la peligrosa enfermedad no podemos ni debemos dejarla entrar aquí, dice muy categórica la doctora especialista en Medicina General Integral, Wilda Pérez Reina, al frente de ese centro, calificado por sus pacientes como el segundo hogar de todas ellas, pues allí lo más importante es cuidar a las que ingresan con diferentes patologías para que lleguen a feliz término de gestación.

El acogedor local, ubicado en la carretera que da acceso al poblado cabecera, sirve de estancia a 11 embarazadas, capacidad máxima del Hogar, que están bien cuidadas por la doctora, los enfermeros y el personal de apoyo que allí laboran.

Para trabajadores y gestantes es obligatorio el uso del nasobuco, la desinfección de superficies, las manos y de los zapatos, y el distanciamiento físico, por ahora las mejores vacunas contra la COVID-19, afirma muy segura Wilda desde el portal del Materno.

“Establecimos que, en los horarios de desayuno, almuerzo, comida y las meriendas, las futuras mamás no estén todas juntas, sino que se sienten dos o tres a la misma vez en cada una de las dos mesas del comedor”.

Liset Escalante Lazo, majagüense que por primera vez se embaraza, pero que recibe atenciones allí debido a que está con la presión arterial alta y un aumento excesivo de peso, con satisfacción comenta que “tanto las doctoras Wilda y Ania y el personal de enfermería del Hogar, como las ginecobstetra Dignora y Yusmara y la genetista María Victoria, son reiterativas en sus charlas relacionadas con la COVID-19 y las complicaciones que pudiéramos tener si la contrajéramos”.

Maidelín Alejo Campo, una de los cuatro enfermeros del Materno, corrobora lo que Liset dice al agregar que diariamente les imparten a las embarazadas charlas acerca de las características de la enfermedad infecciosa y sus complicaciones en el estado en que se encuentran.

Pudieran parecer reiterativas esas pláticas, pero no es así, porque ninguna de ellas, ni nosotros tampoco, quiere contagiarse y sabemos que nuestro municipio no comenzó bien el 2021, refiere Maidelín.

Pero, en ese centro también se vela por la alimentación de las ingresadas, pues la gestación es probablemente el mayor esfuerzo fisiológico que soporta la mujer en el transcurso de su vida y el estado nutricional es determinante para asegurar el producto de la concepción.

Bien lo sabe Juana Rodríguez, una de las cocineras, que con rostro tímido refiere que su labor la hace con mucho amor: “para ellas me esfuerzo porque soy madre y también abuela”.

2302-HogarMaterno2.jpg

Lilianne Oliva Ulloa, otra futura mamá que por riesgo de prematuridad hace estancia en esa institución, comenta que reciben en los horarios establecidos una dieta balanceada y bien procesada.

Imaginamos el esfuerzo del país por garantizarnos las proteínas, viandas, frutas, hortalizas y granos en medio de una situación económica nada favorable, provocada por la pandemia de la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo norteamericano, realidad que nos afecta día a día a todos y que no puede ser obviada, manifiesta Lilianne, ya con 32 semanas de gestación.

Ana Belkis Armas Marichal, responsable del Programa Materno Infantil en Majagua, precisa que mantienen por encima del 90 por ciento el índice ocupacional del hogar materno.

Hemos sido muy rigurosos en la clasificación de riesgos y seguimiento a las gestantes, entre ellas las hipertensas, pues, aunque tengan la tensión arterial controlada, a partir de las 20 semanas permanecen en el hogar materno, amplía la doctora.

Hasta allí también llevamos las que están a término y viven en zonas rurales, a quienes muestran síntomas de prematuridad y las menores de 18 años con peligro para su embarazo, explica Ana Belkis.

“Ser sistemáticos en nuestra labor de seguimiento a las embarazadas nos permite decir con orgullo que el municipio Majagua mantiene en cero el indicador de mortalidad infantil”.

Los hogares maternos se crearon en Cuba en la década del 60 del pasado siglo, como expresión de la voluntad política y compromiso del Estado para con la salud de la población, específicamente, con la materno-infantil, la cual exhibía entonces indicadores desfavorables.

Son instituciones comunitarias del primer nivel de atención dentro del Sistema Nacional de Salud cubano y tienen un régimen de internamiento que varía según las necesidades específicas de cada gestante.

2302-HogarMaterno3.jpg

Sin duda alguna durante todos estos años han demostrado su pertinencia y validez en el acercamiento a los problemas de salud de un grupo vulnerable como las mujeres.

Ahora, en tiempos de COVID-19, el personal médico y de servicios del hogar materno de Majagua promueve intervenciones beneficiosas para prevenir nuevos contagios, porque se empeña en no darle permiso a esta enfermedad y sí en mantenerle a sus pacientes unos meses de gestación plenamente felices.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar