Palacio Leblanc: raíces francesas de Cienfuegos en un centro cultural (+ Fotos)

 El inmueble está considerado el edificio más importante de Cienfuegos, por la tipología arquitectónica única dentro las viviendas  cubanas, el 11 de enero de 2021.   ACN  FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO

Un espacio para alimentar el alma y el espíritu, para interconectar a los habitantes de una ciudad moderna como Cienfuegos con sus raíces francesas, existe hoy en la otrora colonia Fernandina de Jagua.

Devenido Centro Cultural Palacio LeBlanc e inaugurado en abril de 2019 durante las celebraciones por el bicentenario de la urbe, el inmueble fue erigido en un terreno perteneciente a Don Luis D’ Clouet, el fundador de la colonia.

Sala Luis de Clouet y Favrot del Palacio Leblanc, significativa institución perteneciente a la Oficina del Conservador de Cienfuegos, Cuba, el 11 de enero de 2021.   ACN  FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO

Sin embargo, fue el norteamericano Guillermo Hood Clemens quien mandó a construir la morada en la primera mitad del siglo XIX, cuando el neoclasicismo era el código estético que destacaba en la villa, antiguamente el patio estaba techado y todavía hoy exhibe galerías con columnas toscanas.

Posteriormente la propiedad pasó a manos del acaudalado Julio Leblanc Bresol, natural de la zona gala de Burdeos, de quien toma su nombre el palacio y quien fuera procurador de esos lares.

Luego de la muerte de LeBlanc, la casa tuvo varias modificaciones. Funcionó como el comercio La Alhambra, dedicado a la venta de perfumería, joyería, sedería y objetos de arte, entre otros.

También existió allí una óptica, estuvo una sucursal del National City Bank of New York, sirvió de sede para el negocio La Diana, dedicado a la importación y almacenaje de víveres; así como acogió a su vez una agencia de la Compañía de Seguros contra Incendios de Liverpool y una ferretería nombrada Hormachea.

Luego del triunfo de la Revolución cubana, en 1959, la vivienda sufrió un nuevo cambio: por la calle de San Fernando instalaron el hoy denominado centro de belleza Él y Ella, mientras que por la arteria D’ Clouet la edificación quedó prácticamente en ruinas.

La edificación contiene el patio central neoclásico más lindo de la ciudad de Cienfuegos,  donde  acogerán todas las referencias de la huella francesa en la urbe, el 11 de enero de 2021.   ACN  FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO

Es por este motivo que en 2008 el lugar fue puesto en manos de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos para su restauración, obra que estuvo a cargo de profesores y estudiantes de la escuela de oficios Joseph Tantete Dubruiller, quienes lograron convertir el inmueble en el actual Centro Cultural Palacio Leblanc.

La restauración de esta casa colonial de principios del siglo XIX contó con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, y el convenio Cuba Cooperación Francia, como parte de los lazos de hermandad que unen a este país con la también denominada Perla del Sur, por haber sido este último un asentamiento fundado por colonizadores de origen galo.

El Palacio Leblanc asume parte del programa de la OCCC y por eso en ese local imparten cursos de verano, realizan exposiciones y proyecciones cinematográficas, promueven el proyecto Sendas, y trabajan con los diferentes grupos etarios, sobre todo con niños y adolescentes.

Centro Cultural Palacio Leblanc,  institución perteneciente a la Oficina del Conservador de la ciudad de Cienfuegos, Cuba, el 11 de enero de 2021.   ACN  FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO

Uno de los atractivos del espacio cultural es la Tarde Francesa, peña realizada una vez al mes y donde se reúnen los descendientes del país europeo residentes en la urbe cienfueguera para disfrutar del talento artístico de la ciudad, siempre con la intención de encontrar esos puntos de contacto entre Cienfuegos, la ciudad de las calles trazadas en línea recta; y Francia.

Varios artistas locales brindan sus creaciones para el deleite del público, como es el caso del Coro Cantores de Cienfuegos, la Orquesta de Cámara Concierto Sur, la Orquesta de Flauta, Ariadna Cuéllar con su dúo Concertante, los desfiles de moda de Lourdes Trigo, en fin, un cúmulo de actividades variadas para satisfacer los gustos más exigentes y encontrar esas conexiones que aún perduran en la única ciudad fundada por colonos franceses bajo dominio español

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar