All for Joomla The Word of Web Design

La pasión de Javier

0-19-javier.jpg

Javier Luis Heraud Pérez-Tellería, quien nació en la ciudad de Lima el 19 de enero de 1942, de muy niño hizo gala de su talento literario, que con el decursar del tiempo lo colocaría en un lugar destacado entre los líricos peruanos.

Ocupó el segundo puesto de su promoción en el colegio británico Markham, ingresó en la Facultad de Letras de la Pontificia Universidad Católica del Perú y posteriormente en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Muy joven aún publicó los poemarios El río y El viaje, con el último se adjudicó el Premio El Poeta Joven del Perú, creado por Marco Antonio Corcuera y otros relevantes autores del país andino.

Los textos del joven poeta y profesor vieron la luz tres años antes de su caída en combate, en la guerrilla peruana, mientras que el resto de su obra sería compilada tiempo después por su padre, lo que devino un valioso legado poético.

En la década de los años 60 del siglo pasado, Javier Heraud recibió una beca para estudiar cine en Cuba, país que amó y que según sus propias declaraciones fue un acicate para un mayor desarrollo de sus anhelos de justicia social.

El contacto con la Revolución cubana lo enriqueció espiritualmente, lo que refleja el largometraje La pasión de Javier, dirigido por Eduardo Guillot.

La cinta, exhibida en la edición 42 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, en diciembre de 2020, revela detalles poco conocidos del guerrillero, caído en combate con sólo 21 años.

De acuerdo con críticos cinematográficos peruanos con La pasión de Javier, su segundo largometraje, Guillot decide emplearse a fondo y el resultado estético ofrece un salto positivo, aunque todavía discreto, si se compara con su anterior película.

Es, con mucho, un filme honesto que privilegia la intensidad emocional que identificó la vida y el pensamiento político de Heraud, que refleja su formación educacional en el espacio familiar, los conflictos paterno-filiales respecto a la inclinación revolucionaria del bardo, los móviles formativos de su lírica, su incomprendida relación amorosa con una condiscípula, vínculos con la intelectualidad y movimientos progresistas de la juventud de la época.

Heraud a su regreso al Perú se había unido, bajo el seudónimo de Rodrigo Machado, al Ejército de Liberación Nacional, grupo guerrillero al que perteneció hasta caer en combate el 15 de mayo de 1963 en Puerto Maldonado, en la frontera con Bolivia. El deseo de un mundo más justo fue la gran pasión del poeta y revolucionario peruano Javier Heraud.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar