All for Joomla The Word of Web Design

Sancti Spíritus frente a las adversidades

0707-SS.jpg

Nuevos retos se vislumbraban para los habitantes de la provincia de Sancti Spíritus al comenzar el año 2020, cuando en el propio primer mes el territorio recibía una visita gubernamental encabezada por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República de Cuba.

El mandatario transmitió, entonces, un mensaje de aliento al expresar: Seguimos con serenidad en medio de situaciones complejas porque han tratado de cortar los suministros de combustible al país (se refería al recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, puesto de manifiesto con intensidad en septiembre del 2019).

Pero… aquí mismo, subrayó, en una provincia en el centro del país, la gente mantiene la vitalidad en su vida cotidiana; así somos los cubanos, acotó con satisfacción para reafirmar que en Sancti Spíritus encontró mucha creatividad e hizo énfasis en la respuesta del pueblo ante la situación generada por la carencia de recursos que se avecinaba.

Nadie podía imaginar que a menos de dos meses del intercambio del Presidente cubano con pobladores espirituanos, en los que se hacían esfuerzos frente a los desafíos, iba a aparecer en Cuba la terrible enfermedad de la COVID-19, y que precisamente surgiera por el municipio de Trinidad, en esta demarcación.

La vida económica y social del territorio resultó muy impactada por esta dolencia, declarada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud, y de la que han enfermado ya en estos dominios más de 580 personas, de ellas 10 fallecidas, con una tasa de incidencia de 114,4 contagiados por cada 100 mil habitantes.

Desde el primer momento se extremaron las medidas higiénico-sanitarias para paliar la difícil situación epidemiológica, y gracias a ello la provincia se encuentra ahora en la llamada nueva normalidad, en la cual la vida ha recuperado el quehacer cotidiano, sin dejar a un lado la vigilancia para evitar otro rebrote del coronavirus SARS CoV-2, como el sucedido el pasado ocho de septiembre.

Fue en mayo cuando, junto a la presencia de la COVID-19 y a la crítica situación económica mundial, de la que Cuba no escapaba, la naturaleza quiso hacer de las suyas al sobrevenir un brote de tormentas locales severas en varios sitios de la geografía espirituana con el consiguiente daño a unas 189 viviendas, hacia las que hubo que desviar recursos para resarcir los daños.

Y por si todo eso fuera poco, las tormentas tropicales Laura y Eta también impactaron el territorio espirituano. La primera privó del servicio eléctrico a más del 90 por ciento de los clientes del territorio y unas 170 viviendas fueron perjudicadas; mientras, 900 servicios de telefonía fija y 300 de telefonía fija alternativa sufrieron averías.

El segundo fenómeno natural causó daños en 155 moradas e igualmente lo hizo en varias líneas de subtransmisión y 29 circuitos primarios, además de afectaciones a plantaciones agrícolas, entre otros males, por lo que en ambas circunstancias fue necesaria la movilización de fuerzas y recursos materiales para, una vez más, resarcir daños.

Entre esos avatares ha sido favorable el comportamiento de los principales indicadores económicos, y prueba de ello es que la inmensa mayoría de las 71 empresas estatales del territorio sobrecumplen, en más de 224 millones 800 mil pesos, sus planes de ventas netas, sobresaliendo las entidades Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, Agroindustrial Valle de Caonao, Azucarera Sancti Spíritus, Acopio y Beneficio del Tabaco, Farmacias y Ópticas, y Suministros Agropecuarios, las que ejecutan el 96 por ciento del mencionado programa de ventas.

Aunque NO en todos los renglones para la exportación se satisfacen los planes, el territorio muestra un sobrecumplimiento del 15 por ciento en los principales rubros con ese destino.

Al comparar el record impuesto por los arroceros espirituanos en 1989, al producir 70 mil toneladas de arroz consumo; la cifra de más de 19 mil toneladas del grano en el año que expira pudiera parecer insignificante, pero si se tiene en cuenta que los fenómenos climáticos (primero intensa sequía y luego exceso de lluvia) incidieron sobremanera en los resultados, unidos a déficit en el paquete tecnológico para la atención agrotécnica al cultivo, entonces el esfuerzo resulta notable.

También en la avicultura, aunque lejos del récord de 90 millones de huevos, el denuedo para lograr en 2020 más de 79 millones ha sido, igualmente loable, y gracias a ello Sancti Spíritus integra la nómina de los territorios que este año cumplirán sus respectivos planes, a pesar del insuficiente movimiento de rebaño, para lo cual se han utilizado estrategias productivas a partir del reciclaje de animales y la extensión de la vida productiva de estos.

A esos resultados se añade la labor llevada a cabo al calor del Movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, que marcha a la vanguardia en Cuba, con particular énfasis en las más de 20 mil parcelas y patios espirituanos para producir, sobre todo, vegetales frescos.

Mencionar a los azucareros es una obligación, puesto que ellos cumplieron su plan técnico económico en nueve zafras consecutivas, luego dejaron de hacerlo en tres, y en la última, otra vez, se alzaron con el cumplimiento, éxito que solo exhibieron en el país: Sancti Spíritus y Cienfuegos.

Así ha transcurrido la vida económica y productiva de los espirituanos en este 2020, ahora vendrán nuevos desafíos para el 2021, con el estímulo del venidero ordenamiento monetario y salarial, que deberá contribuir a nuevos triunfos en esta provincia y en el resto de la nación.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar