All for Joomla The Word of Web Design

Santiago Torres, entre el pívot y la “pelea” con las pesas

 

1411-BEISBOL_2.jpg

La proliferación de buenos intermedistas jóvenes ha sido una de las notas más destacadas en la actual LX Serie Nacional de Béisbol, que cumplimentó su Juego de las Estrellas en Santiago de Cuba y, a partir de este sábado 14, iniciará las decimoséptimas subseries particulares con los Cocodrilos matancero en la cima de la tabla de posiciones.

Entre esos talentosos bisoños que se desenvuelven sobre el segundo cojín, que le han bateado sin mesura a la pelota italiana Teammate, y que se desempeñan como primeros bate en la alineación de sus respectivos equipo, aparecen Humberto Bravo (CMG), César Prieto (CFG), Jeison Martínez (MAY) y el carismático Santiago Torres (SCU), quien fue designado el Jugador Más Valioso de las Estrellas del Futuro (-25 años) en el cerrado duelo del pasado martes.

Mi objetivo fue divertirme en esta fiesta del Juego de las Estrellas, porque era el primero al que asistía y, dada la calidad de los peloteros cubanos, nunca se sabe si puedes repetir. Los muchachos deseamos crecer como atletas y siempre salimos al terreno a ganar, de ahí mi alegría por el triunfo de 8-6 ante las Estrellas del Presente, comentó Torres a la Agencia Cubana de Noticias.

Para mí, el solo hecho de ser escogido ya era un sueño cumplido. Si a eso le sumamos que pegué de 2-2 con un decisivo jonrón, puedo asegurar que ha sido lo más grande que me ha pasado en mi carrera deportiva, aseveró a la ACN el camarero indómito.

Pero en su conjunto también se enroló el estelar cienfueguero César Prieto, líder en hit del torneo e integrante en varias ocasiones de selecciones nacionales a pesar de su corta edad.

Mis relaciones con César (Prieto) son magníficas, conversamos mucho y nos llevamos muy bien tanto dentro como fuera del terreno; todo eso que nos decimos y los gestos que nos hacemos el uno al otro cuando somos rivales, son cosas joviales. Y claro que me gustaría hacer combinación con él en un equipo Cuba, desempeñándome como segunda base, acotó.

Sobre sus notables mejorías de un año a otro en la serie nacional, el pequeño intermedista se los acuña al esfuerzo en temas defensivos y el trabajo con las pesas.

El año pasado estuve muy bien ofensivamente, pero dejaba mucho que desear a la defensa, en especial el pívot a la hora de completar una jugada de doble play, porque tenía una ligera lesión en el hombro. Para esta campaña me esforcé en esos aspectos que debo mejorar para poder ser un mejor pelotero, explicó Torres en sus declaraciones.

Además, comentó que trabajó con fuerza en la reacción ante los batazos apoyado en el fildeo de muchos roletazos, y enfatizó en el empleo de ejercicios con pesas.

Le dediqué tiempo a las pesas y cambié un poco mi swing para aprovechar los conteos favorables. Me embaso bastante, pero si también tengo la oportunidad de pegar jonrones y empujar carreras, voy a ser un jugador más útil y versátil, al que los mentores pueden mover en una alineación y no encajarme solo como primer o noveno bate, finalizó Torres. 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar