All for Joomla The Word of Web Design

Dormir parados, una lucha por la supervivencia para exponentes del mundo animal

0111-caballo-dormido.jpg


Desde que el hombre es hombre, siempre optó por un buen descanso, de ahí que desde la misma comunidad primitiva comenzó a preparar colchones de hojas secas, que a través del tiempo fueron evolucionando hasta los cómodos fabricados con muelles y otras opciones de nuestros días, garantía para el buen sueño.


Pero no sucede así en el mundo animal, donde muchas especies, suelen renunciar al placer de recostar el cuerpo sobre el suelo, por si acaso…, y prefieren dormir de pie.

Es algo incomprensible a primera vista para las personas, y motiva la curiosidad de muchas, porque cómo pueden mantener el equilibrio a la par del sueño y será que realmente pueden tener un descanso reparador?.

Entre los más comunes de la larga lista de animales con ese hábito, están los caballos, los burros, las vacas, aves, entre ellas la cigüeña, que hace gala de su equilibrio al dormitar sobre una pata, destacan fuentes digitales.

Y es que a estas criaturas descansar de pie les ofrece la mayor de las ventajas: la supervivencia, pues al ser presas fáciles de depredadores, desde esa posición tienen mayor facilidad para emprender la huida ante cualquier riesgo.

Cuando están aislados de sus victimarios y sienten seguridad, se dan el lujo de echarse sobre el suelo, pero eso rara vez sucede en muchas especies.

Además de las mencionadas, entre las que siguen esa práctica, se incluyen bisontes, asnos, búfalos, alces, siervos, elefantes, jirafas y rinocerontes, mientras en las aves gallinas, flamencos, canarios, gorriones, tórtolas, vencejos y gaviotas.

Ellos no duermen de un tirón, solo por ratos, varias veces en el día, según la especie, indican las propias fuentes. La jirafa y el caballo, por ejemplo, duermen entre 4 a 5 horas, repartidas en varios momentos, con intervalos entre dos a cinco minutos, suficientes para poder mantener el estado de alertas para huir si fuese necesario.


Coinciden espacios digitales, en que existen variadas formas que posibilitan la postura erecta mientras duermen. Por ejemplo, las aves pequeñas o paseriformes como palomas y canarios poseen un sistema automático centrado en un tendón flexor que va desde la rodilla, pasando por el tobillo y llegando a la garra; al posarse en una rama, el tendón flexiona cierra las garras que actúan como pinzas, con la facilidad de poder relajar para volar en cualquier momento.


Además, hay otros tipos de aves, como los patos, que tienen el equilibrio muy desarrollado, en tanto otros grandes mamíferos están dotados de un sistema de bloqueo en las articulaciones de las patas y tienen tendones y ligamento que les permiten estar de pie y quietos por mucho tiempo seguido sin apenas esfuerzo por parte de los músculos, por lo cual para ellos, dormir parados, significa la lucha por la vida.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar