All for Joomla The Word of Web Design

Una curiosa Oda a la Virgen de la Caridad (+Fotos)

0809-virgen-de-la-caridad1.jpg


Las Tunas, 8 sep (ACN) Como una historia casi oculta quizás por la modestia de su autor o por la forma curiosa en que llegó a este sitio se alza la imagen de la Virgen de la Caridad que hoy custodia la ermita de Barajagua, en la provincia de Holguín, la más grande de su tipo en Cuba y fruto de la creación del artista de la plástica tunero Angel Luis Velázquez Guerra.


Puchy, como cariñosamente le conocen en su natal municipio de Majibacoa, jamás imaginó que aquella Virgen que empezó a construir a mediados del 2010 frente a su antigua casa en el poblado de Calixto, se convertiría en la encargada de custodiar la primera casa que acogió a la Patrona de Cuba hace más de 400 años.

Bautizada como “La Virgen de la Carretera” por estar enclavada a orillas del camino que entrelaza la capital provincial de Holguín con los municipios de Cueto, Mayarí, Sagua de Tánamo y Moa, la obra del artista empírico tunero mide 3,75 metros de altura y está construida con la técnica del ferrocemento, aunque el nivel de detalle bien podría hacer alusión a materiales mucho más maleables.

0809-virgen-de-la-caridad2.jpg

Velázquez Guerra comentó a la Agencia Cubana de Noticias que aunque la terminó el día tres de enero de 2011, durante los seis meses que duró su ejecución Monseñor Emilio Aranguren, Obispo de Holguín, pasó por su casa y le llamó la atención la escultura en proceso, cuya presencia no pasaba inadvertida para viajeros, turistas, y los habitantes de Majibacoa que desde el primero momento la acogieron como lo que es, la Patrona de Cuba.


Fue así como un año después, el 5 de enero de 2012, se congregaron cientos de personas en Calixto para presenciar la develación y bendición de la imagen por el obispo, justo antes que el artista decidiera donarla a la ermita ubicada en el hato aborigen de Barajagua.

Símbolo de fuerza, esperanza y cubanía, la Virgen de la Carretera se convirtió de inmediato en parada obligatoria para quienes transitan esos lares, emociones que el propio autor ha podido comprobar en las dos ocasiones que se ha trasladado hasta allí para restaurarla.

Las muestras de cariño y respeto van desde vitorearla con los cláxones de los autos que se encomiendan a ella en pleno tránsito por la geografía oriental, hasta la visita de personas de toda Cuba que llegan a reverenciarla y agradecerle por las bendiciones que reciben luego que en “Cachita” depositan toda su fe.


Tuve amigos que me ayudaron para agilizar el proceso de creación, expresó el recientemente laureado con el segundo lugar en el Concurso Internacional de Arte sobre la COVID-19, pero yo a esa Virgen la amo, no hay una vez que la vea que no se me salgan las lágrimas, y es que ese sentimiento tan humano hacia esa imagen sólo demuestra una cosa, “que somos cubanos”.

Declarado como Monumento Nacional de la República de Cuba, el sitio evoca los sucesos de 1612 cuando los hermanos Rodrigo y Juan de Hoyos, junto al niño esclavo Juan Moreno, fueron a la bahía de Nipe en busca de sal y allí encontraron, flotando en sus aguas, la imagen de la Virgen de la Caridad.

Comentarios   

0 #2 Orestes J Estrada Pé 11-09-2020 10:08
Bella esa imagen de la virgen de la Caridad, que cubra con su manto al plueblo de Cuba y nos libre de esta terrible enfermedad, y de sabiduria a nuestros dirigentes para que nos ayuden a que Cuba salga adelante VIVA CUBA
Citar
+1 #1 Cristina Rodriguez 08-09-2020 11:04
Es una obra maestra, puede sentirse orgulloso ese artista de su obra. Pero lo más importante es en verdad la fe que inspira a un cubano esta imagen de nuestra Patrona. Gracias Angel Luis Velazquez por semejante regalo que la humanidad.
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar