All for Joomla The Word of Web Design

Manglares, una joya del ecosistema en Las Tunas

3108-manglares.jpg


Los manglares son considerados los ecosistemas más productivos, a partir de que desarrollan su capacidad de fotosíntesis todo el año y absorben miles de toneladas de dióxido de carbono, y ,además, aportan un número similar de oxígeno.

Teniendo en cuenta las cualidades de esta vegetación costera, en Las Tunas han realizado múltiples acciones para la conservación en los 265 kilómetros de la costa norte y los 73 del litoral sur, donde de conjunto hay más de 30 mil hectáreas de manglares bien conservadas en sentido general.

Como resultado del trabajo en el territorio destaca el incremento de los bosques costeros mediante la repoblación de áreas deforestadas con mangles rojo, prieto, blanco o patabán y la yana, especies de  exuberante belleza y refugio para la reproducción de peces, moluscos y crustáceos, según consignó a la página web del semanario 26 el máster Amado Luis Palma, subdelegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en estos dominios orientales.

En los municipios tuneros con ecosistemas marinos, especialistas de la Empresa para la Conservación de la Flora y la Fauna y del CITMA rescatan zonas muy afectadas por el paso del tiempo y la incidencia de diversos fenómenos naturales, relacionados con los vientos y el oleaje.

Otra de las acciones consiste en la protección de esa floresta mediante personal especializado, pues individuos inescrupulosos ejecutan su descortezado, motivados por las propiedades medicinales de dichas especies y su aplicación en el curtido de pieles.

También se prioriza la limpieza de los litorales y el acondicionamiento de las líneas de costa, además de la educación ambiental a los residentes en los asentamientos poblacionales cercanos, con quienes se han desarrollado audiencias públicas encaminadas a la protección del ecosistema y sus componentes.

En la provincia la mayor extensión de manglares se ubica en el sur del municipio de Jobabo, declarado sitio Ramsar por el nivel de conservación de sus valores faunísticos y florísticos, con mención especial para el Monte Cabaniguán, donde- además de la flora- es el principal refugio del cocodrilo americano o acutus del mundo.

Los bosques de mangles reducen los daños que puedan causar marejadas, tormentas tropicales y huracanes y contribuyen a la conservación de la biodiversidad, al ser hábitat de numerosas especies de animales endémicas, amenazadas o en peligro de extinción, y mantienen el equilibrio en la zona costera, impiden la intrusión salina, contienen la erosión por el oleaje, el viento y las corrientes; y constituyen una importante reserva de madera.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar