All for Joomla The Word of Web Design

Una calle, cientos de atractivos (+ Fotos)

 

1908-matanzas1.jpg

 

El movimiento acelerado del quehacer cotidiano de la vida hace olvidar en muchas ocasiones la belleza que brota de las arterias de calles y avenidas de la ciudad y como transeúntes fugaces de este camino que se llama vida, los seres humanos pasan de largo sin detenerse a apreciar las maravillas que lo rodean.

Así les sucede a muchos habitantes de la llamada Atenas de Cuba cuando deambulan por los márgenes del río San Juan y se encuentran con la calle de Narváez, área de inmensa belleza paisajística y urbanística convertida en fuente para el intercambio cultural.

Después de las acciones desarrolladas por el aniversario 325 de la urbe, Narváez dejó a un lado los días mustios y las noches desoladas y se convirtió en un espacio en que niños, jóvenes y adultos encuentran sitios para satisfacer sus gustos y por qué no, algún que otro romance a orillas del San Juan.

1908-matanzas2.jpg

En las antiguas casas almacenes se observan galerías que fomentan el intercambio con la comunidad y una visión renovadora de apreciar el arte en el que las personas detienen su rumbo y con pupilas dilatadas quedan atrapados con cada pieza.

Narváez surgió como un proyecto y hoy es una realidad tangible, esculturas de gran formato que se elevan sobre la vista de los visitantes, despiertan la imaginación de los infantes que visitan la zona y sacan de bolsillos las tabletas y celulares de todo aquel que quiere dejar registro físico de su incursión.

Ubicada desde el fondo del museo de los bomberos hasta la casa Skidmore, la calle de Narváez aprovecha las bondades de la naturaleza y brinda al público variadas ofertas gastronómicas que evidencian el buen quehacer del sector estatal; así como del no estatal, en el que los bares constituyen protagonistas de las noches matanceras.

Ante la situación provocada en todo el país por la COVID-19 y la necesidad de preservar la salud, por estos tiempos Narváez no despliega todo su potencial y tanto galerías, cafeterías, bares, así como también el malecón que rodea las orillas no contemplan la visita de tantas personas como de costumbre.

1908-matanzas3.jpg

Pese al peligro de contagio de la enfermedad, muchos todavía aprovechan la majestuosidad de la zona y recorren la calle aunque no todos con la disciplina requerida para el momento actual, obviando que el encanto de un instante pone en peligro la vida.

Narváez es hoy referente de la ciudad de los puentes, quien sabe cuántos momentos atesora en su memoria histórica y de seguro sus atractivos continuarán complaciendo a todo aquel que la visite, pues es una calle con cientos de atractivos. 

1908-matanzas5.jpg

1908-matanzas4.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar