All for Joomla The Word of Web Design

CITMA en Cienfuegos: prioridad en el control de algas nocivas

0-17-taladro-corales2.jpg

Luego de que en agosto de 2015 una floración del dinoflagelado Vulcanodinium rugosum estuvo asociada a un brote de dermatitis en un área de baño de la bahía cienfueguera, el control de estas y otras algas nocivas ha devenido prioridad para diversas instituciones de la provincia.

Con la Delegación Provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) como institución coordinadora, el Centro de Estudios Ambientales en Cienfuegos (CEAC) como gestor y ejecutor principal, y con el apoyo de entidades territoriales como el Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM), la Dirección de Salud Pública y la delegación del Ministerio de Turismo (MINTUR), en la Perla del Sur se implementa el proyecto FANsPLAYAS, que busca desarrollar herramientas para la vigilancia de Floraciones Algales Nocivas (FANs) desde un enfoque integrador en las principales playas y comunidades costeras.

Mayrel Fuentes Díaz, subdelegada de Ciencia, Tecnología e Innovación del CITMA en el territorio, declaró a la ACN que este proyecto, con una duración estimada de tres años para su ejecución, se supedita a uno de los tres programas implementados actualmente en esos dominios sureños: Gestión Ambiental para el Desarrollo Sostenible, que responde a la protección de los principales ecosistemas (como la bahía) y sus recursos, según proyecta la Estrategia Ambiental de la Provincia para el ciclo 2016-2020.

La iniciativa, agregó, se direcciona a partir de prioridades internacionales y nacionales, vinculadas a la conservación y uso racional de los recursos naturales, como principio rector del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030 y el Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático “Tarea Vida”.

Marlys Quintana Azconelgis, secretaria del proyecto, apuntó que las acciones del FANsPLAYAS se desarrollan en los balnearios Los Pinitos, El Circulo Juvenil, La Punta, El Mella, Playa Alegre, Laguna del Cura (ubicadas dentro de la rada) y Rancho Luna (exterior a la bahía); así como en las comunidades costeras del Castillo de Jagua-El Perché y Punta Gorda.

La especialista enfatizó también que el referido control demanda la realización de entrevistas y encuestas a los habitantes de las distintas comunidades, con el fin de conocer su percepción sobre la problemática en estudio.

En un principio, comentó, se determinará, con una frecuencia bimensual, la calidad del agua, mediante campañas de monitoreo en las siete playas principales, que incluyen la toma de muestras del líquido a nivel superficial para su análisis en el Laboratorio de Ensayos Ambientales del CEAC de la variables establecidas en la Norma Cubana 22: 1999 para aguas de baño.

Además, se realizará el análisis cualitativo de microalgas planctónicas y bentónicas, de quistes de microalgas, y de fitoplacton y zooplacton; para el monitoreo de estos últimos se usarán las redes de placton, relevantes para la alerta temprana de FANs y otros organismos tóxicos.

De igual forma, se pretenden emplear novedosos modelos hidrodinámicos para la predicción de las algas en las áreas de baño y se utilizarán análisis estadísticos y de comunicación social para los estudios epidemiológicos y de educación ambiental relacionados con el tema, insistió la secretaria del proyecto.

Actualmente, el FANsPLAYAS se encuentra en su primera etapa –correspondiente al diagnóstico documental y preejecución– con el establecimiento de bases metodológicas, caracterización de las aguas y los primeros muestreos; mientras que en el 2021 comenzará la etapa de ejecutiva que se concretará en el 2022; explicó Fuentes Díaz.

La subdelegada puntualizó que se trata de una iniciativa que beneficiará a varios actores dentro del territorio, entre los que destacan los habitantes de las áreas costeras y de playas, el CITMA, el CPEHM, el Gobierno Municipal y el MINTUR.

Aunque hace algunos años la provincia es afectada por estos organismos y los especialistas conocen la mayoría de las especies de microalgas tóxicas marinas presentes en la bahía cienfueguera, varios aspectos relativos a la composición de especies potencialmente tóxicas del plancton y bentos, y la capacidad de crecimiento de ellas en cultivo, demandan mayor grado de investigación, explicó.

Hasta la fecha, comentó, se asume que el cultivo de microalgas potencialmente tóxicas sería la vía más apropiada para determinar la producción de toxinas algales; mientras, los modernos enfoques epidemiológicos y de educación ambiental en torno a la problemática de las FANs permitiría una perspectiva integral en el enfrentamiento a estos eventos nocivos para la salud humana.

Entre las principales intoxicaciones causadas por microalgas tóxicas a nivel mundial se reconocen las paralizante, diarreica, amnésica, neurotóxica, por Ciguatera y Cianotoxinas.

De ellas, la de mayor impacto en Cuba es la Ciguatera, un síndrome endémico de regiones tropicales y subtropicales, causado por microalgas de los géneros Fukuyoa y Gambierdiscus que viven asociadas a los arrecifes de coral y se trasmite de pequeños peces herbívoros a peces comestibles de mayor tamaño.

Con el fin de preservar los recursos naturales y la salud humana, la solución de problemas asociados a algas tóxicas debe tener un enfoque integrador, donde la colaboración entre los sectores de la ciencia (investigadores e inspectores ambientales), la salud pública (médicos y epidemiólogos) y las autoridades locales de las comunidades costeras desempeñan un papel esencial.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar