All for Joomla The Word of Web Design

En el patio de Ibrahim todo lo que eches crece

 

0708-AGRICULTURA_2.jpg

Sabino Hernández, Villa Clara, 7 ago (ACN) Parada en la puerta de la cocina Georgina González León dice tajante, como para que no quepan dudas: de ese patio cogimos en abundancia el arroz de criar a mis hijos, un sembrado que llegaba hasta aquí mismo, en los límites de la casa.

Poco más de una hectárea (ha) de tierra habrá desde la puerta de la cocina hasta la cañada que pone fin al solar de la vivienda, donde vive Georgina junto a su esposo Ibrahim Rivero Chávez, de 78 años y que asegura que lo de cultivar su patio lo tiene él como un deporte, un entretenimiento para cuando vuelve del trabajo.

En 1964, el día 12 de abril, se mudó el matrimonio al poblado de Sabino Hernández, en el municipio villaclareño de Santo Domingo, creado expresamente para potenciar la agricultura urbana; ahora calcula Ibrahim el tiempo que lleva plantando: “estuve todos los años que le quedaron al otro siglo, así que, 36 del otro viaje y 20 de este, suman 56 y mientras me queden fuerzas a mi familia no le faltará el alimento”.

Una mañana lluviosa de julio no amedrantan al hombre menudo y en extremo locuaz, que asegura ser un niñito acabado de nacer y, aunque el exterior le niegue esta fantasía, el andar enérgico casi pudiera engañar al extraño; dos cordeles de yuca se extienden en el área, más atrás se ha acabado de cosechar una elevación cubierta de habichuelas.

0708-AGRICULTURA_1.jpg

Este año me dio por sembrar yuca, no llega a dos meses y ya se ve la parición que trae, cuando pasen siete ya estará de saca; de la habichuela estuvimos comiendo durante todo el mes y también comercialicé con los vecinos a buen precio (tres pesos el mazo) que es mucho menos de lo que se vende en la calle.

En sus predios tiene Ibrahim un sistema de riego rústico: una turbinita con un motor de lavadora que le asegura el agua mientras la cañada no se extinga en los tiempos de seca; cuenta que se jubiló hace 20 años, pero que ahora trabaja en Suministros Agropecuarios y que después de cada jornada viene para este trozo de campo y se entretiene.

El Consejo Popular Sabino Hernández, de Referencia Nacional dentro del Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, posee un total de mil 444 patios y parcelas en activo, sostenidos por una población de tres mil nueve habitantes.

Ibrahim, además de la yuca y la habichuela, posee frutales como el mango, la chirimoya, guanábana, marañón, tamarindo, aguacate, plátano, naranja agria; hortalizas como la calabaza y medicinales como el caisimón de anís y el llamado novatropín, para las afecciones estomacales.

Un nieto y un biznieto le acompañan en sus labores, el más pequeño con solo cinco años ya aprende y se arraiga en la tradición campesina porque es sabido que desde las generaciones más jóvenes hay que incentivar la mentalidad productora.

Todavía en la puerta de la cocina, Georgina González León, compañera de Ibrahim, vuelve a afirmar, categórica: “de la tierra sale todo, ella nos come, pero también nos da lo imprescindible para vivir”.
 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar