All for Joomla The Word of Web Design

SUMA: 40 años de una tecnología "made in Cuba"

 

2907-SUMA_3.jpg

En busca de una técnica apropiada a las condiciones de un Sistema Nacional de Salud con cobertura a toda la población cubana, entre 1975 y 1980 surgió en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), en La Habana, la tecnología SUMA® (Sistema Ultramicroanalítico).

El objetivo era emplearla como pesquisaje para la prevención de enfermedades o su diagnóstico a grandes grupos de población, y además de adaptada a los requerimientos técnicos y de terreno, era económicamente sostenible, ya que las técnicas internacionales tenían costos impagables.

Su creador, el Doctor en Ciencias Médicas José Luis Fernández Yero, especialista de Primer y Segundo Grados en Inmunología y Profesor e Investigador Titular, rememoró en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias que la primera aplicación fue la de Alfafetoproteína en gestantes.

En aquel momento la única forma de detectar los defectos de partes del sistema nervioso en el feto era la prueba de amniocentesis, molesta y con elevado riesgo, por lo que el primer UMELISA®, que ahora cumple 40 años de creado, surgió para medir Alfafetoproteína en una pequeña muestra de sangre materna, recordó el Académico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba.

2907-SUMA_2.jpg

“En 1979 ya habíamos desarrollado un anticuerpo y un ensayo con isótopos radioactivos, pero el uso de radioactividad extendido a todo el país resultaba inviable debido a los riesgos humanos y de contaminación por los desechos que se generan.

“Con la colaboración de la Universidad Friedrich Schiller de Jena, de la entonces República Democrática Alemana (RDA), además de la instrumentación desarrollé el primer UMELISA® (ULTRAMICROELISA) para Alfafetoproteína que concluyó y traje a Cuba con equipamiento y todo por estas fechas de 1980, lo cual resultó mi tesis de Doctorado”, enfatizó el experto.

“Son muchos momentos importantes en el ulterior desarrollo y extensión de la tecnología en varios programas de salud y los más trascendentales fueron los primeros, abriendo paso para una tecnología “made in Cuba”, dice con orgullo Fernández Yero, quien encabezó el grupo de científicos.

La alfafetoproteína abrió el camino a todo el resto de las tecnologías SUMA® y UMELISA® porque fue la que conoció Fidel el 29 de julio de 1980 y que con su apoyo dio lugar a la extensión y posteriormente a la creación del Centro de InmunoEnsayo (CIE), del cual- además de fundador- fui su director durante 25 años, señala.

Resultó de gran trascendencia lograr cobertura completa de toda nuestra población de gestantes para prevenir malformaciones congénitas, que solo existía con ese carácter de pesquisaje masivo en el Reino Unido.

Le siguió a esta inicial y fundacional aplicación, la del desarrollo e introducción a todos los recién nacidos cubanos de la prueba de hipotiroidismo congénito, que previene el retraso mental, siendo Cuba el segundo país de América, solo antecedido por Canadá, en reportar cobertura completa.

Fidel orientó que creáramos completamente el prototipo funcional de la tecnología, el cual se hizo en el CNIC casi a mano, con colaboración de muchos cubanos, y ese resultado condujo a la decisión de construir el Centro de InmunoEnsayo, fundado por él el siete de septiembre de 1987, recuerda el entrevistado.

A las dos pruebas pioneras siguieron otras para diferentes enfermedades del neonato, y hoy se pesquisan a todos los niños para seis dolencias que no se pueden detectar por examen médico.

En Cuba existen varios Programas de Salud en los cuales la tecnología SUMA tiene gran importancia, entre ellos, los del cáncer de próstata, de colon y cuello de útero; así como también el de diagnóstico neonatal, cuidado de la diabetes, la vigilancia epidemiológica de VIH, el Dengue y Hepatitis B y C, significó.

También se incluyen la certificación de sangre y de órganos para evitar la transmisión de estas enfermedades; las pruebas de VIH y Hepatitis B a todas las gestantes en prevención de su transmisión al bebé, y ello contribuyó a que en 2015 la Isla fuera certificada por la Organización Mundial de la Salud como el primer país en el mundo libre de transmisión de VIH de la madre al niño.

SUMA® se ha extendido a Venezuela, México, Colombia, Argentina y Nigeria y actualmente existen 395 laboratorios de ese tipo fuera de fronteras y 232 en la nación antillana.

Con esta tecnología se han realizado en los diferentes países más de 290 millones de pruebas, de ellas sobrepasan las 48 millones en recién nacidos, que han permitido el diagnóstico temprano de más de ocho mil 300 niños con afecciones neonatales evitando el retraso mental o la muerte por estas enfermedades, destacó Fernández Yero.

En Cuba mil 966 laboratorios tienen equipos de tecnología SUMA®, de ellos 169 Centros de Pesquisa Activa Integral, uno en cada municipio para los programas vinculados a la atención primaria de salud.

Con la prueba de Alfafetoproteína en la Mayor de Las Antillas se han detectado durante la gestación más de nueve mil malformaciones congénitas del sistema nervioso central, contribuyendo así a la reducción de la mortalidad infantil en 1,9 niños por cada mil nacidos vivos.

Como en todas las esferas de la sociedad, el bloqueo de Estados Unidos ha limitado y complejizado extraordinariamente la labor de la institución y de la tecnología SUMA®, dijo el especialista, pues hemos tenido que buscar por muchas vías indirectas los reactivos y componentes necesarios.

Actualmente el CIE trabaja en el desarrollo de los métodos aplicados al diagnóstico y seguimiento de la COVID-19, e ideó una prueba para evaluar el comportamiento serológico de la misma en la población cubana, que está a disposición del Ministerio de Salud Pública.

El UMELISA SARS-CoV-2 IgG, diagnosticador de detección y seguimiento del virus, es empleado en el estudio de prevalencia que se realiza en Cuba, hasta ahora único de su tipo en el orbe.

También el equipo de científicos de ese centro del grupo empresarial BioCubaFarma desarrolla otros tres diagnosticadores, que deberán estar listos próximamente, anunció la máster en Ciencias Niurka Margarita Carlos Pías, directora del CIE.

A cuatro décadas de su creación, la tecnología SUMA, muestra de soberanía tecnológica, sigue salvando vidas en Cuba y otras partes del planeta. 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar