All for Joomla The Word of Web Design

Gracias por la vida y el amor (+Fotos)

0-17-hogar-de-ancianos-santa-clara-1.jpg

Con lágrimas en los ojos, Cecilio Rodríguez Morera agradeció la vida y sobretodo el amor que recibieron los internos del hogar de ancianos número tres de Santa Clara cuando, en abril último, se diagnosticó un evento de transmisión de la COVID-19 en esa institución de salud.

La delicadeza con que trataban a todos en el centro de aislamiento donde estuvo, en especial a los discapacitados, le llegó al corazón al presidente del consejo de abuelos, hombre espigado de 70 años, que tiene una interesante historia que contar.

Con sano orgullo dijo que habló con el comandante en Jefe Fidel Castro después de cuatro años en la guerra de Angola y tiene como trofeo las cicatrices de dos balas, cuando con solo 13 años, trató de sumarse a la lucha contra bandidos en la limpia del Escambray.

Alabó los cambios del recién reparado hogar pero exigente y en correspondencia con su responsabilidad ante los compañeros, aseguró que aún faltan por mejorar algunos detalles, los cuales deben subsanarse porque la Revolución gastó dinero en el remozamiento del local.

Magaly Varona, conversadora y expresiva de 69 años, aseguró sentirse en el paraíso con los cambios introducidos en la edificación y refirió los difíciles momentos que pasó con el nuevo coronavirus, ingresada en el hospital militar comandante Manuel Fajardo.

Jocosamente, lamenta los alimentos que quedaron sin comer mientras estaba en la instalación sanitaria, porque la enfermedad y los fuertes medicamentos que le salvaron la vida, no la dejaban saborear cada plato.

Apenas puede dormir y le estudian una arritmia cardiaca que posiblemente sean secuelas del mal y da gracias a la Revolución, Fidel Castro y Miguel Díaz-Canel Bermúdez por conservar la existencia, sin pedirle ni un centavo,

Muy buena atención en el hospital y los centros de aislamiento y ahora, de regreso al hogar, un local bello y muy mejorado –expresó-, se siente gratificada y enseña con orgullo la nueva habitación que comparte con otra interna.

Del amor y la sensibilidad

Si bien la salida fue muy traumática con 48 abuelos positivos a la pandemia y en total 57 contagiados, el resto, trabajadores, explicó Marlene Figueredo Yumar, nueva directora del hogar de ancianos número tres de Santa Clara el retorno fue escalonado, para disminuir el estrés.

Los que padecieron el mal, después que salieron de los hospitales , fueron al lugar de aislamiento en la escuela especial Rolando Pérez Quintosa y los demás abuelos al plantel regional Marta Abreu, donde permanecieron hasta que finalizó la reparación general de la edificación sanitaria.

Figueredo Yaumar se mantuvo al tanto de la obra constructiva y explicó que al retornar, una de las abuelas se preguntaba si ahora el local pertenecía a turismo, por lo bello y confortable que quedó, lo cual no quiere decir que todo sea perfecto.

La intervención constructiva abarcó todo el establecimiento, con acciones importantes en las redes hidrosanitarias, el alumbrado, la central de esterilización con todas las normas requeridas y se mejoró la entrada de agua.

Significativa resulta la terminación de las salas de cuidados especiales, fisioterapia y podología además de la farmacia y la habilitación de baños para los trabajadores.

La directiva refirió buena situación en la alimentación mientras los abuelos se mantienen sin salidas ni visitas, además de un estricto control higiénico sanitario en una población de 111 abuelos, el mayor de 98 años y la menor, una discapacitada de 42.

Falta completar la plantilla del centro, lo que exige un mayor esfuerzo de quienes laboran en la institución de salud, aseguró.

Cuánta sabiduría y trabajo a favor de la colectividad acumulan los acogidos en el hogar de ancianos número tres de Santa Clara, merecen amor y respeto por una vida fructífera en Cuba, donde lo más importante es la existencia de sus hijos. 

0-17-hogar-de-ancianos-santa-clara-2.jpg

0-17-hogar-de-ancianos-santa-clara-3.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar