All for Joomla The Word of Web Design

Noel: dar el extra que la industria alimentaria y Cuba necesitan (+Fotos)

0-03-noel.jpg

Con más de 30 años de labor en la Empresa Cárnica de la oriental provincia de Granma, Noel Hernández Perdomo se define a sí mismo como un cubano luchador y guajiro de procedencia humilde, en quien no hace mella el trabajo.

Graduado de Ingeniería Agrónoma y amante de las plantas, siempre soñó trabajar en una industria, y tal vez por eso hasta hoy lo acompañan la misma pasión y deseos de luchar y aportar, siempre pensando como país, afirmó aludiendo la frase que acuñara el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel.

Recordó que ingresó al colectivo como jefe del área de Capital Humano y de ahí pasó a la actividad productiva, de la cual se enamoró completamente y donde permanece, ahora como Especialista en Procesos.

La vida laboral le ha permitido un mayor grado de preparación, a través de cursos de postgrado y capacitaciones, incentivando su sentido de la disciplina, el gusto por lo que hace y el orgullo de formar parte del sector alimentario, muy vulnerable a restricciones económicas y limitaciones materiales.

Como en una carrera de resistencia con innumerables obstáculos, los cambios resultan constantes, lo mismo por déficit de materias primas que debido a roturas de equipos, pero mis compañeros y yo somos incansables, aseguró Noel.

0-03-noel-empresa.jpg

En esa batalla –subrayó- el contrincante más fuerte ha sido y es el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, el cual, paradójicamente, también nos impulsó como especialistas y técnicos a encontrar soluciones y buscar lo que no se veía en antiguos tiempos de bonanza.

Así, con la empresa adaptándose a las condiciones y los retos de cada época –dijo- han visto cambiar muchas formulaciones, siempre con el objetivo de garantizar las producciones para el pueblo, aún en las peores circunstancias.

Entre ellas evocó el llamado Periodo Especial, en la década de 1990, que los hizo pensar, investigar e innovar; “desafío vigente para los momentos actuales”, destacó.

En aquellos difíciles años, Hernández Perdomo fue uno de los especialistas que se capacitaron en el Instituto de Ciencia Animal, en la otrora provincia de La Habana, y luego introdujeron en la Empresa Cárnica Granma las fórmulas para la elaboración de picadillos y mortadellas destinados a la canasta básica familiar.

Desde entonces le gusta investigar y aprovecha cada oportunidad para presentar sus trabajos en fórum de ciencia y técnica, porque hoy no podemos estar pensando en traer sino en aprovechar más lo nuestro: los frutos de esta tierra productiva y buena, significó.

A partir del pasado año 2019 sus desvelos- que son los de la industria- ponen mayor hincapié en la sustitución de productos importados como la harina de trigo, “cuyo déficit paleamos con materias primas alternativas a base de arroz, maíz y yuca”.

Explicó que también aprovechan casi el ciento por ciento del colágeno de cerdo, ya sea para sustituir la masa deshuesada mecánicamente — conocida como MDM — o en la obtención de embutidos de sangre.


“La creciente capacidad de industrialización, tanto del porcino como de ganado vacuno, nos permite disponer de más materias primas para mantener y levantar los niveles de producción.”

Dispuesto ante cualquier tarea, aun en medio de la pandemia de la COVID-19, Noel no ha dejado de trabajar, ni siquiera los domingos, a pesar de que las medidas adoptadas por el gobierno cubano lo amparaban para quedarse en casa.

“Estos momentos verdaderamente requieren un extra, y por eso me siento satisfecho de estar aquí, aportando, además de muy estimulado para seguir dando lo mejor de mí ”, sentenció.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar