All for Joomla The Word of Web Design

Eliseo Diego es voz de Vigía


“No sólo son nuestros amigos aquellos a quienes vemos casi a diario (…) Si la amistad, más que presencia es compañía, también lo serán aquellos otros con quienes jamás pudimos conversar…”, asegura en su primer libro publicado con Ediciones Vigía el poeta, escritor y ensayista cubano Eliseo Diego, de quien hoy celebramos el centenario de su natalicio.

Textos de autores como Andrew Marvell, Thomas Gray, Joseph Blanco, Robert Browning, Coventry Patmore, Ernest Dowson y Rudyard Kipling, traducidos del inglés al español, se incluyen en los 200 ejemplares de Conversación con los difuntos manufacturados en el año 1993.

Conversación con los difuntos se publica en Vigía en saludo al Premio Literario Juan Rulfo que le otorgarían ese mismo año a Eliseo en la Feria del Libro de Guadalajara, México, comentó Agustina Ponce Valdés, directora de la editorial que en la ciudad de Matanzas se consagra a la creación de volúmenes artesanales hace 35 años.

Corresponde a esa ocasión la primera vez en la que Vigía participó en un evento internacional con la poesía de Eliseo vista a través de traducciones, y es también él quien dice a México que entre los invitados especiales a la entrega del Premio quería que estuviera sin dudas la editorial porque era diferente, importante para la cultura cubana, añade Agustina.

Eliseo estuvo en Vigía desde los inicios, en los años 90 del siglo XX los originistas querían publicar libros inéditos, a partir de ese momento la editorial empezó a tener un vuelo poético mayor. Ya no era una editorial provinciana sino con mira nacional, y Eliseo también fue el que dio a conocerla internacionalmente.

“Toda traducción es imposible, ya lo sabemos. Pero también la poesía es imposible y no vacilamos en acometerla con audacia y temor y a veces hasta con no mala fortuna. Mis puntos de vista en torno al fascinante aspecto del proceso creador que llamamos traducción no pueden ser más simples, como corresponden al ingenio lego que soy por
naturaleza –perdónenme Dios y nuestro padre Don Miguel de Cervantes.

Trataré de resumirlos.

“Una traducción, me parece, no puede aspirar a más que a evocar una sensación similar a la del original en la nueva materia idiomática donde ha encarnado”, patentizó el Premio Nacional de Literatura en los ejemplares manufacturados, y bien lo logró según la crítica especializada.

Por Conversación con los difuntos por vez primera Vigía obtiene el premio de traducción en Cuba, resaltó Ponce Valdés mientras sostiene el ejemplar número 103 del título iluminado y numerado con las manos hace 27 años, valioso volumen que se resguarda en el archivo de la editorial que lo concibió.

A un siglo de su natalicio, quien sentenció que la amistad más que presencia es compañía no deja de ser -como asegura Agustina- voz de Vigía, aunque se incluya entre aquellos amigos con quien ya no es posible conversar, ¿o sí?

Tal vez por eso, en la pared, cuando usted pone el primer paso en la casona colonial de la Plaza fundacional de la urbe yumurina, encuentra el inmenso reloj, que acuña la frase: " les dejo el tiempo, todo el tiempo..."

 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar