All for Joomla The Word of Web Design

Justo Delis Sabourin: la vocación de salvar vidas

 2206-juSTO_4.jpg

Al neurocirujano santiaguero Justo Delis Sabourin la medicina le llegó sin influencias familiares.Poco podían hacer su madre ama de casa y su padre campesino en ese sentido, pero la vocación por salvar vidas lo llevó primero a Venezuela, y ahora a Burkina Faso.

Graduado en 1990, cumplió su servicio social en el costero municipio de Guamá y a su regreso a la ciudad de Santiago de Cuba comenzó la especialidad de Medicina General Integral (MGI), aunque siempre le motivaron las cosas difíciles y vio en la Neurocirugía la posibilidad de realizar su sueño.

2206-juSTO_3.jpg

Justo rememora a la Agencia Cubana de Noticias, desde el otro lado del Atlántico y con cuatro horas de diferencia, la complejidad de aquellos años y los sacrificios para continuar la superación profesional, una posibilidad que defendió el país, pese al impacto del derrumbe del Campo Socialista y el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos.

Para mí y casi todos los de mi generación resultó complicado, mas hoy te aseguro que valió la pena porque nada me reconforta más que devolver la vida a una persona, y al cabo del tiempo regrese a la sala del hospital o te reconozca en la calle y te diga: Gracias por salvarme, comenta el galeno.

Durante su estancia en Venezuela, Delis Sabourin trabajó como el neurocirujano de los colaboradores cubanos en esa nación y recuerda con especial cariño la recuperación de dos de ellos, una de la misión deportiva y otro de la Brigada Médica, quienes padecieron de hematomas intracraneales en estado de coma y gracias a sus cuidados quirúrgicos volvieron a la vida.

2206-juSTO_2.jpg

A inicios de este año, el doctor Justo arribó a Burkina Faso, pequeño país de África occidental donde Cuba presta colaboración médica y reafirma la solidaridad y el internacionalismo como pilares esenciales de su política exterior.

Desde allí, el especialista del servicio de neurocirugía del emblemático hospital santiaguero Saturnino Lora explica que dada la alta incidencia de los accidentes de tránsito en la reconocida como “tierra de hombres honorables”, llegan a la consulta muchos pacientes con traumatismo craneal necesitados de tratamiento neuroquirúrgico, y en eso se desempeñan asiduamente.

En otro tiempo del diálogo a través de WhatsApp, agrega que también atiende las lesiones de la médula espinal, tumores cerebrales y varias malformaciones congénitas del sistema nervioso central, las cuales se convierten en actividades docentes para los burkineses residentes de la especialidad, pues los galenos de la Isla contribuyen a la formación de esos profesionales.

La docencia le permite a este consagrado médico debatir los casos con sus estudiantes e intercambiar conocimiento científico al respecto, por lo cual participó en el Congreso Internacional de Neurocirugía del continente africano, oportunidad que confiesa como una de las mejores experiencias de su carrera.

2206-juSTO_1.jpg

Orgulloso de su obra más perfecta, sus hijos, Justo manifiesta la satisfacción de saberlos útiles a la sociedad, en tanto el mayor labora en el policlínico de la Zona 5 de Alamar, y hoy atiende a personas sospechosas de la COVID-19 en uno de los centros de aislamiento de la capital, y la menor comenzó la especialidad de MGI, aunque prefiere la neurocirugía como su papá.

El 30 de mayo Justo Delis Sabourin celebró su cumpleaños y Facebook reprodujo los múltiples mensajes de felicitación y agradecimiento a este profesional que, por vocación, salva vidas. 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar