All for Joomla The Word of Web Design

Reafirmar lazos de unión familiar en tiempos de la COVID-19

 

0906-familia.jpg

No niego que es preferible el correo electrónico a la carta con sobre y sellos timbrados, ni que gracias a Internet, a la televisión, a los videos podemos estar al día de cuánto acontecimiento ocurre en el mundo, pero estas facilidades no deben aislarnos, crearnos un ambiente de campana de cristal donde prime el hermetismo, se requiere reafirmar lazos de unión familiar.

Resulta un imperativo la necesidad de conversar, de realizar tareas y actividades junto a nuestros hijos y mediante el ejemplo personal transmitirles valores éticos, enseñarles a preservar tradiciones, lo cual se traduce en identidad, cubanía, raíces patrióticas, sentido de pertenencia, amor a lo auténticamente nacional.

Precisamente en estos días, cuando debido a la pandemia provocada por la COVID-19 permanecemos confinados en la casa, podemos retomar el beneficioso y reconfortante hábito de sentarnos todos a la mesa y no cada cual por separado, con la llamada “completica”, debido a que regresábamos de la escuela o el trabajo en diferentes horarios.

Por la premura con que vivimos cuando todos estamos activos como trabajadores o estudiantes, hemos ido dejando a un lado algunas de las tradiciones que reunían a la familia en el portal de la casa o en el patio debajo de una mata de mangos o tamarindo, donde había colocado un banco, y bebiendo un jugo o un café humeante intercambiábamos criterios y dábamos el consejo oportuno.

Algunos padres se quejan de que no hay una buena empatía entre ellos y sus hijos, y no se dan cuenta de que han estado más preocupados por regalarles el más sofisticado juguete o videojuego y no toman en cuenta la importancia de conversar diariamente con ellos, de transmitirle el buen hábito de la lectura, de hacerles conocer a través de esos textos la memoria histórica de los pueblos.

El recogimiento actual en el hogar para evitar infectarnos con el nuevo coronavirus da la oportunidad de leer en familia, de elegir un buen texto que interese a todos, pero también es una circunstancia propicia para rescatar las mejores costumbres, los hábitos correctos en la mesa, el respeto a las personas adultas y a los de mayor jerarquía en el trabajo, en los centros educacionales, en la comunidad.

Cuba forma parte de un mundo globalizado que no está exento de un buen número de lastres, pero no por ello se debe aceptar con resignación las indisciplinas, las transgresiones del orden, la descortesía, la vulgaridad, al contrario, se requiere acondicionar pilares estructurales de la sociedad como la educación, la cultura y la economía y qué mejor coyuntura que la actual para reafirmar lazos de unión familiar en tiempos de la COVID-19.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar