All for Joomla The Word of Web Design

Inocuidad de los alimentos, de vital importancia para la salud humana

1015-alimentos.jpg

A propósito de celebrarse este siete de junio por segunda ocasión el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, bien vale la pena detenerse en un proceso de vital importancia para la salud humana, en aras de prevenir, detectar y gestionar los riesgos transmitidos por los productos alimenticios.

Y es que cifras alarmantes reflejan que cada año casi 600 millones de personas enferman en el mundo a causa de infecciones que se transmiten en los alimentos, de ahí la necesidad de reducir los peligros de consumir comida contaminada para garantizar mayor calidad de vida.

Sobre el tema, la doctora Mayra Martí, jefa del Departamento Nacional de Higiene de los Alimentos y Nutrición del Ministerio de Salud Pública (Minsap), aseguró recientemente a la prensa que en Cuba las contaminaciones microbiológicas son las más comunes; el 96 por ciento ocurren por bacterias y dentro de ellas están las transmitidas principalmente por los estafilococos y la salmonela, señaló.

No obstante, dijo que el sistema de salud en el país tiene previsto la inspección y certificación sanitaria de los alimentos para aprobar su consumo, y así contribuir a que los cubanos ingieran comida saludable.
También destacó la voluntad política existente en la nación caribeña para desarrollar sistemas y controles, y poder avanzar en la toma de conciencia general para su buena puesta en práctica, puntualizó.

Agregó igualmente que se han ido implementado nuevas legislaciones sanitarias que van a propiciar cada vez más que los productos alimenticios alcancen la categoría de inocuos.

Al referirse a factores para la pérdida de la inocuidad mencionó el tiempo transcurrido entre la elaboración y el consumo, por lo que recomendó no extender mucho ese periodo.
Relacionado con las enfermedades afirmó que a veces pueden transitar desde síntomas gastrointestinales hasta otros generales; mientras hay algunos microorganismos y gérmenes patógenos que pudieran ocasionar trastornos más graves que conlleven hasta a la muerte, precisó.

La doctora Martí, en declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, explicó que hay sustancias que son producidas específicamente para la desinfección de manos, superficies, equipos y los alimentos.
En el caso de Cuba contamos con el cloro, que como es sabido sirve para desinfectar el agua que bebemos, sobre todo nos referimos al hipoclorito de sodio de 0.5 por ciento, el cual garantiza la descontaminación del vital líquido, aseguró.

Significó que algo bueno en el país es que la mayor parte de la población en la Isla recibe el agua procedente de acueductos o de asentamientos con pozos y sistemas de tratamiento, por lo que esa agua que llega a los hogares de las personas es segura, resaltó.

Refiriéndose a alimentos como los vegetales recomendó hacer una desinfección superior a la que llevan, por ejemplo, el arroz y los frijoles, debido a que estos son sometidos a un proceso de cocción que destruye los distintos patógenos.

Por esa razón, agregó que para un mejor lavado de los vegetales una buena opción la constituye utilizar el agua con hipoclorito de sodio, es decir 20 o 25 miligramos en un litro de agua.

La especialista del Minsap aconsejó primero dar una primera lavada con agua natural para que arrastre la tierra u otra suciedad que pudieran tener la lechuga, el tomate u otro vegetal; y luego de esa acción sugirió sumergirlos en agua con hipoclorito de sodio de tres a cinco minutos.

Por último, se sacan para enjuagarlos otra vez con agua de la pila corriente y ya estarían listos para cortarlos y consumirlos, teniendo una garantía sanitaria, concluyó.

Como se aprecia son consejos y recomendaciones fáciles de seguir, en especial si se quiere cuidar la salud propia y de sus familiares, porque en definitiva la Inocuidad de los Alimentos es un asunto de todos, entonces, ocupémonos todos de comer sano y saludable.

1015-alimentacion.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar