All for Joomla The Word of Web Design

Turiguanó: enseñanzas de una cuarentena que no termina (+Fotos)

0-03-turiguano-1.jpg

Después de 50 días de cuarentena, autoridades y habitantes del Consejo Popular Turiguanó, en el municipio de Morón, sacan cuentas de las enseñanzas del evento que ya ha dejado 17 casos positivos al nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19 y amenaza con extenderse en el tiempo.

El Doctor Norman Gutiérrez Villa, director del Centro Municipal de Higiene, Epidemiología y Microbiología en esa localidad avileña, explicó que una de las lecciones que va dejando el desarrollo de la epidemia allí, es que el perímetro aislado es demasiado grande y en consecuencia, poco manejable.

Gutiérrez Villa recordó que el evento de trasmisión tuvo como antecedente la visita de un cubano americano, quien realizó una fiesta en la zona el 16 de marzo y una actividad en una piscina al siguiente día.

Aunque el viajero regresó a su país de origen, sin ser confirmado, la paciente índice, que resultó fallecida, se reportó el primero de abril y cuatro días después su esposo.

En ambos casos, precisó, se actuó tardíamente, pues se negaron los síntomas, actitud que repercutió en el comportamiento posterior de la enfermedad en el área, y hoy nos pasa la cuenta, aseveró.

Yamila Bautista Poll, presidenta del Consejo de Defensa, explicó a la prensa que en el área viven más de tres mil personas, pertenecientes a 10 pequeñas comunidades, entre ellas la denominada El Aserrío, donde ha existido la mayor cantidad de casos positivos al nuevo coronavirus.

Lo extenso y complejo de la zona a aislar incidió en la disminución de la percepción de riesgo entre los pobladores, luego de un período de 10 días sin nuevos pacientes confirmados, a partir de lo cual hubo un rebrote de los enfermos.

En la más prolongada y masiva área en cuarentena del país, hasta la fecha, 14 de los 17 portadores del nuevo coronavirus fueron asintomáticos, de ahí que a partir delos últimos casos confirmados, se hayan extremado las medidas de control.

Residentes en las áreas aisladas reconocen que los vecinos han apoyado las disposiciones de forma general, pero irregularidades con los abastecimientos y el servicio de mensajería han obligado a la movilidad para el aprovisionamiento.

Daína Cárdenas, maestra primaria residente en El Aserrío, asegura que ella misma asumió esas funciones por iniciativa propia para apoyar a personas vulnerables, como un trasplantado de riñón y familias con niños pequeños, pero fue cuestionada por los dependientes, que no querían venderle los productos.

Las características de la zona, semi-rural, formadas por pequeñas comunidades donde casi todo el mundo se conoce, incide en el carácter sociable de sus habitantes y ello ha sido un factor de riesgo en la larga cuarentena.

Sobran las anécdotas de personas que han burlado las restricciones para alimentar animales o buscar aprovisionamientos y hasta en el peor de los casos jugar dominó o intercambiar tragos, de lo que se desprende el número elevado de contactos de algunos de los últimos enfermos.

Hoy todos coinciden en que se gana en organización y también en severidad para exigir por el cumplimiento de lo estipulado, como resultado de lo cual se han aplicado 37 contravenciones y radicado 13 denuncias por propagación de epidemia.

Bautista Poll, también directora adjunta de la Empresa Pecuaria Genética Turiguanó, destaca que aunque casi el 60 por ciento de sus trabajadores están en aislamiento en sus viviendas, la empresa apoya tareas vitales, como el acarreo de agua potable y la desinfección de las calles y locales.

Silvia González, presidenta del Consejo Popular y diputada al Parlamento cubano, resalta el reforzamiento de postas para la vigilancia y el control de los accesos, la disminución de la movilidad de trabajadores como los de la panadería, que se mantienen albergados en el propio local y el reforzamiento en la actividad de mensajería para asistir a los más vulnerables.

Otra de las medidas para detectar pacientes asintomáticos fue un estudio con PCR-RT a mil 050 personas, que arrojó tres positivos, pues de acuerdo al comportamiento del virus, no es descartable la hipótesis de que alguien haya cursado con la enfermedad y se haya curado sin ser detectado, ocasionando otros contagios.

Hoy la entrada del perímetro está limitada por un cordón de seguridad y se habilitó un punto de desinfección para todo lo que entra, en tanto se garantiza la atención médica especializada a pacientes con pie diabético y una ambulancia para casos de emergencia.

Fuerzas del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias cuidan del orden y varios trabajadores del turismo apoyan el control de la epidemia, mediante el pesquisaje a toda la población y la tramitación de inquietudes o necesidades de los vecinos.

Miguel Salina Medina, trabajador de la aduana en Jardines del Rey y vecino de El Aserrío, indicó que junto a otros compañeros de trabajo se insertó en esta misión desde el cierre del destino turístico, previo entrenamiento en medidas de bioseguridad para protegerse.

Tiene a su cargo unas 100 viviendas, las cuales recorre dos veces al día para conocer el estado de salud de sus habitantes.

Todos reconocen que han vivido días muy tensos, pero cuentan esperanzados los días para llegar al 25 de junio, cuando podría terminar el confinamiento, si no aparece ningún otro caso de COVID-19.

De mantenerse esta situación, explica el epidemiólogo, propondremos al Consejo de Defensa Nacional limitar la cuarentena a la zona de El Aserrío, donde se ha focalizado el evento de trasmisión.

La decisión permitiría liberar al resto de las comunidades aledañas, pero de momento, la opción es seguir arreciando el control y cumplimiento de las medidas indicadas.

0-03-turiguano-2.jpg

0-03-turiguano-3.jpg

0-03-turiguano-4.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar