All for Joomla The Word of Web Design

Cuba: Dos décadas resistiendo huracanes

Las Tunas, 1 jun (ACN) Michelle, en el 2001, abrió las puertas para la llegada de huracanes en Cuba en el presente siglo. Desde entonces el archipiélago ha sido víctima de constantes eventos de esta naturaleza, lo cual se ha convertido en algo endémico y en el que el primero de junio ya es una fecha familiar en cada comarca, y en el que a partir de hoy se vivirá el período intenso por coincidir con el virus SARS-CoV-2.

Aunque en junio ningún ciclón ha penetrado en el territorio nacional en este siglo, sí en meses sucesivos hasta noviembre, cuando se pone fin a la temporada ciclónica.


En esta etapa a Michelle le siguieron Isidore y Lili, en el 2002; Charley e Iván (2004); Dennis, Rita y Wilma (2005); Ernesto (2006); Gustav, Ike y Paloma (2008); Sandy (2012; Matthew (2016) e Irma (2017).

En conjunto hicieron estragos a cientos de miles de viviendas, devastaron a parte de la economía y la agricultura y dejaron 54 víctimas, cifra lamentable, pero que no fue superior por las constantes y medidas adoptadas a tiempo por la Defensa Civil en cada provincia en estos 20 años.


Todo ello ha sido incomparable con otros eventos del siglo XX, como el ciclón del 32, que penetró por Santa Cruz del Sur, Camagüey, que dejó mil fallecidos, y en 1963, a solo cuatro años del triunfo de la Revolución, el “Flora”, que golpeó también a Camagüey, Las Tunas, Holguín y la actual provincia de Granma, con un saldo de alrededor de dos mil muertos, la gran mayoría en este último territorio, sobre todo por el exceso de precipitaciones que acompañaron los vientos.

En estos últimos 20 años la cabeza del caimán ha sido amenazada, pero la menos atacada por eventos meteorológicos, que muchas veces continúan viaje por los mares al sur de la isla y termina haciendo estrago en la cola del verde caimán.

Las Tunas tiene una ubicación privilegiada, es el único territorio cubano donde en su geografía no aparecen montañas (excepto La Habana); es muy llamo, pero está en un lugar estrecho, en la “garganta del caimán”, en el este, protegido por las cordilleras de las Sierras Maestra y Cristal, y en el sur, por donde generalmente asoman los huracanes, su lugar más cercano a la costa (Guayabal, en el municipio de Amancio), es resguardado por la península de Cabo Cruz, en Granma.

Pero en este siglo Las Tunas también ha sufrido los embates de tres huracanes: Ike, Paloma e Irma. Sobre todo del primero, que afectó a más de 80 mil viviendas, de las cuales unas 10 mil fueron destruidas totalmente. Desde entonces ha sido notable el incremento de la percepción del riesgo de la población, que en muchos casos adoptan medidas a tiempo sin esperar a que las autoridades de la Defensa Civil insistan en la importancia de la autoprotección de cada familia.

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar