All for Joomla The Word of Web Design

En el ahorro de electricidad, cuando se quiere, se puede

 3005-ahorro.jpg

El mes de mayo ha confirmado en Cuba que en materia de ahorro de electricidad cuando se quiere, se puede, y así lo refleja la disminución del consumo en más de cuatro mil megawatts, según reporte transmitido por la televisión nacional el día 21 último.

Y todo ese resultado alentador se logró pese a la permanencia de las personas en sus viviendas, incluidos niños y adolescentes, a causa de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, que obliga al aislamiento social como medida efectiva para evitar los contagios.

Así y todo, en jornadas recientes Liván Arronte, ministro de Energía y Minas, destacó la tendencia al decrecimiento del consumo de la energía eléctrica en el país. Durante su comparecencia en la Mesa Redonda, el titular resaltó como elemento significativo las mil 754 toneladas de combustible disesel dejadas de consumir por ese concepto.

Si los más de cuatro millones de consumidores residenciales que existen en el territorio nacional tomaran conciencia de la importancia del ahorro y de evitar un sobreconsumo, habría mayor disponibilidad de un carburante costoso y cuya adquisición se torna más compleja para la isla por las medidas del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

No obstante, a pesar de las trabas, Arronte señaló que la electricidad ha tenido un desempeño estable en lo que va de año, operando con más de 500 megawatts de reserva como promedio diario, aunque han existido algunas interrupciones fundamentalmente en la distribución.

Hay que decir -explicó- que el país ha hecho un gran esfuerzo por mantener la generación de electricidad, aun en las difíciles circunstancias que se está desarrollando la economía cubana, muy impactada por el cerco estadounidense.

Asimismo, a través de su cuenta en la red social Twitter llamó hace unos días a usar de forma racional la energía, como acción fundamental para lograr el desarrollo sostenible de la nación.

Y añadió que el sector estatal sigue cumpliendo con sus planes y trabajando en soluciones que propicien más ahorro, mientras exhortó a apagar en las casas las luces innecesarias y poner los equipos de clima después de las 10 de la noche.

En ese sentido, aunque sea algo reiterativo, mucho puede aportar la población desde sus hogares para que no existan afectaciones al servicio eléctrico con los molestos y para nada deseados apagones, que se sufren más con las altas temperaturas que por lo general nos acompañan casi todo el año en el archipiélago.

Entonces, para no llegar a ese extremo, la demanda debe estar acorde a las posibilidades reales del país, máxime en situaciones tan complejas agravadas ahora por la COVID-19.

Y en ese camino para ayudarnos todos, la familia cubana debe continuar ganando conciencia de lo vital del ahorro desde el hogar, con acciones tan simples como encender solo las luces y equipos necesarios para aminorar el aumento del consumo eléctrico.

También es muy importante aprovechar la luz natural, sobre todo en el actual periodo de verano cuando oscurece más tarde y muchas tareas pueden realizarse sin encender un bombillo o una lámpara.

Además, sería esencial desplazar las actividades en las viviendas fuera de los horarios pico, dígase de 11:00 a.m. –1:00 p.m., y de 6:00 p.m. –10:00 p.m.

Junto a esas medidas, otras como provechar el calor final de la hornilla eléctrica, una vez terminada la cocción y apagarla unos minutos antes de concluir, igualmente han demostrado efectividad, al igual que encender el aire acondicionado, preferiblemente, después de las 10 de la noche.

Asimismo, llevarlo a la posición de ventilador cuando la habitación o local esté muy frío, y no dejar los ventiladores encendidos innecesariamente, sería una manera de contribuir con el ahorro nacional y con el bolsillo personal, para que llegado el momento de pagar la factura el gasto sea menor.

Hay muchas maneras de ahorrar y varias razones para hacerlo, con iniciativas al alcance de la mano y sin grandes complicaciones para ejecutarlas, solo hay que proponérselo desde lo individual para que al final ganemos todos. 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar