All for Joomla The Word of Web Design

Perdura en Baracoa obra de un discípulo del creador de la Arquitectura orgánica (+Fotos)

0-24-baracoa-1.JPG

Calidad e integración al paisaje perduran en la Estación Experimental de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), erigida en las montañas del municipio Guisa, de la provincia de Granma.

La obra se construyó en la pasada década de los 70 por el arquitecto cubano-norteamericano Walter Anthony Betancourt (1932-1978), considerado el precursor de la arquitectura orgánica en Cuba.

Exponentes de ese movimiento son también la Casa de la Cultura de Velazco, en Holguín; y la restauración de la fortaleza colonial La Punta, en Baracoa, ambas ejecutadas por el artista, a quien sus padres llevaron cuando niño a Estados Unidos, y decidió regresar a su patria luego del triunfo de la Revolución.

Los huracanes Ike (septiembre de 2008) y Matthew, a principios de octubre de 2016, destruyeron un muro de ese patrimonio de la Primera de Nuestras Villas y Ciudades, erigido entre 1739 y 1742, junto a los fuertes Matachín (hoy Museo Matachín) y Seboruco (Motel El Castillo), para repeler ataques de corsarios y piratas.

Betancourt fue uno de los discípulos prominentes del norteamericano Frank Lloyd Wright (1867-1959) creador de la arquitectura orgánica, según la cual toda construcción debe derivarse directamente del entorno natural.

Consecuente con su principio, Wright erigió sobre una cascada natural la Casa para la Familia Kauffmann (1937), en Bean Run, Pennsylvnia, solicitada por esa acaudalada familia al profesional que en 1921 había diseñado y levantado el Hotel Imperial de Tokio, única obra que dos años después mantuvo su verticalidad durante el intenso terremoto, que acompañado de un incontrolable incendio, se ensañó con la urbe japonesa.

0-24-baracoa-2.JPG

Wright declaró después que el edificio sobrevivió a la catástrofe, porque lo calculó mediante el empleo de una estructura de voladizos apoyada en cimientos que flotaban sobre un lecho de arcilla.

En la obra que su discípulo y compatriota nuestro erigió en el citado municipio granmense están presentes un equilibrio preciso entre los espacios, el medio natural, y la luz, sin olvidar las celosías, el ladrillo y las piedras pelonas de los ríos cercanos.

Investigadores de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (Unaicc) han estudiado la obra de Betancourt y reconocido la valía humana, política y profesional de nuestro conciudadano, sobre cuya vida y obra trata una investigación del Máster en Ciencias Alfonso Carulla Figueredo.

La ponencia fue presentada y largamente aplaudida en el VIII Taller Nacional de Arquitectura e Ingeniería de Montaña, celebrado en la más oriental de las regiones cubanas, con el auspicio de la guantanamera filial de la UNAICC.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar