All for Joomla The Word of Web Design
05
Junio Viernes

Venturas de un ministerio imprescindible: el de la construcción

 

Micons.jpg


La Habana, 23 de may (ACN) Con la reestructuración el 23 de mayo de 1963 del Ministerio de la Construcción (MICONS) se ampliaron sus funciones como nunca antes y comenzaron a sentarse las bases del desarrollo sostenible para satisfacer las necesidades públicas del sector más dinámico de la economía.

Semejante decisión tipo llegó a ser más que imprescindible en contraste con la situación existente en la nación en los años 50, con un capitalismo despiadado, dependiente y subdesarrollado, plagado de desigualdades sociales, desempleo en gran escala, analfabetismo, miseria apabullante y vergonzante.

Un pequeño botón de muestra así lo evidencia: cuando a comienzos de 1959, Pastorita Núñez, teniente del Ejército Rebelde, asumió por orden de Fidel la dirección de la Lotería, encontró una extraña maleta en el despacho de su antecesor: contenía 733 mil pesos que, en el albur del arranque, el director de la llamada Renta no tuvo tiempo de recoger.

Apenas cuatro años después del triunfo de la Revolución, la Ley 1109 creó el nuevo organismo en sustitución del Ministerio de Obras Públicas y desde entonces asumió responsabilidades desconocidas, incluso desde su fundación el 17 de agosto de 1854 como Dirección General de Obras Públicas.

De modo que hace 57 años acogió la producción mayoritaria de diseños, construcciones y materiales, así como la ejecución de servicios de comercialización, transporte y equipos, además de la estructuración empresarial de entidades afines en todos los territorios del país.

Sin embargo, amplió sus estructuras con el surgimiento en 1968 del Sector de la Construcción (SECONS) integrado por cuatro organismos: Desarrollo de Edificaciones Sociales y Agropecuarias (DESA), Construcción Industrial, Desarrollo Agropecuario (DAP) e Industria de Materiales de la Construcción.

Sus nombres hablan por sí solos, obviamente por iniciativas del Comandante en Jefe Fidel Castro y los primeros jefes del sector no pudieron ser otros que Juan Almeida Bosque (1968-1969) y Ramiro Valdés Menéndez (1970-1976), dos de sus múltiples y fieles seguidores.

Poco después, en 1970, el DESA pasa a ser oficialmente Ministerio y es designado ministro Levy Farah Balmaseda (1970-1976), otro tanto ocurre con Construcción Industrial, cuya titularidad correspondió a Rasciel Álvarez Correa, al igual que el DAP, bajo la dirección ministerial de Mario Oliva Pérez, estos dos últimos en ese mismo período.

Seis años más tarde emergió la Industria de Materiales de Construcción (IMC), al frente de la cual es designado Ramiro Sánchez Cuervo, quien lo sustituyó en 1971 el Capitán José Valle Roque.

Bastó un año para que en 1 977 el DESA, el DAP y Construcción Industrial se unificaran y pasarán al Ministerio de la Construcción y también se creó el Comité Estatal de la Construcción, con Levy Farah Balmaseda como su Presidente.

En enero de 1980 es extinguido por el Decreto Ley No. 31 el Ministerio de la Industria de Materiales de la Construcción e igualmente el Comité Estatal de la Construcción.
Pero el 7 de febrero de 1987 continuó el perfeccionamiento del complejo sector y por el Decreto Ley No. 96, apareció de nuevo en escena el Ministerio de la Industria de Materiales de la Construcción (MIMC), con Levy Farah Balmaseda en función de ministro, sustituido en septiembre de 1989 por José Cañete Álvarez.

Juan Mario Junco Del Pino, a la sazón jefe del Contingente Blas Roca, que sobresalió por los múltiples frentes que abrió, recibió en 1995 el nombramiento de ministro de la Construcción y por él entró en funciones Fidel Figueroa de La Paz de 2010 a 2011.

Anteriormente, en 1999, otra vez salió del escenario nacional el Ministerio de la Industria de Materiales, y pasaron las empresas de cemento al Ministerio de la Industria Básica (MINBAS) y el resto de las entidades al MICONS.
Por necesidades propias de los territorios, varias entidades especializadas surgieron con posterioridad, entre ellas la Constructora Integral de la Isla de la Juventud, la de Guantánamo y las del cemento al MINBAS, así como se creó también, en 2010, el Grupo Empresarial del Cemento.

A partir de la nueva división político-administrativa se fundaron las Empresas Constructoras Integrales de Artemisa y Mayabeque y desapareció el Grupo Empresarial de la Construcción de La Habana con las empresas que lo integraban.

René Mesa Villafaña es nombrado Ministro de la Construcción en 2011 y es el que más tiempo lleva en el cargo, mientras que en 2013 el Consejo de Ministros aprobó la Propuesta de Perfeccionamiento Funcional, Estructural y Composicional del Ministerio de la Construcción; en tanto que en 2014 entró en vigor el Decreto Ley No. 321, que definió la nueva Misión del Ministerio de la Construcción.

Entonces se le encargó, por primera vez en su historia, la proposición al gobierno la política para la construcción y el desarrollo de sus correspondientes programas, entre ellos de la vivienda y sus urbanizaciones, la industria, el auge tecnológico, el mantenimiento, las normas e índices de consumo para las más diversas actividades.

Quizás su obra cumbre por la magnitud desde el punto de vista de la población, sea la Política sobre la vivienda en Cuba, presentada en diciembre de 2018 a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que contiene un programa para la recuperación del déficit habitacional en un período de 10 años.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar