All for Joomla The Word of Web Design

El desvelo de un pueblo por sus abuelos ante la COVID-19 (+Fotos)

0-11-desvelo-2.jpg

El domingo 12 de abril se detectó el primer caso positivo al nuevo coronavirus SARS CoV-2 entre los 129 abuelos del Hogar de Ancianos número tres de la ciudad de Santa Clara, un evento de transmisión local de la COVID-19, el cual disparó la cifra de infectados en Villa Clara y encendió la alarma ante el riesgo de la mortal pandemia, especialmente para personas de la tercera edad.

Transcurrido ya más de medio mes de aquella funesta experiencia y con la mayoría de los abuelitos recuperados, instituciones de educación como el centro Rolando Pérez Quintosa y la escuela especial regional Marta Abreu, de la cabecera provincial, acogen a este grupo de ancianitos en su periodo de aislamiento, luego de descartarse en ellos la presencia de tal dolencia que hoy tiene en alerta a todo el orbe.

La Doctora Marlén Figueredo, Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral y Directora en funciones de una extensión del Hogar de Ancianos número tres, radicado ahora en el centro de la enseñanza Rolando Pérez Quintosa, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que hoy en la instalación dirigida por ella permanecen 21 adultos mayores quienes fueron positivos al SARS CoV-2.

Ellos están en su etapa de aislamiento y recuperación, y arribaron aquí provenientes de los hospitales Manuel Fajardo y Celestino Hernández, precisó.

Refiere la entrevistada que la mayoría de estos ancianitos poseen una patología de base como la demencia, diabetes mellitus e hipertensión arterial, aunque vienen con su tratamiento de antirretrovirales basado en la Caletra y en el Interferón (este se les administra en días alternos), mientras son valorados por especialistas y galenos con hincapié en dichas dolencias precedentes.

Yo me siento aquí mejor que si estuviera en una casa normal, las atenciones son maravillosas, los médicos y las enfermeras nos han tratado con un cariño y una ternura incomparables, indescriptibles diría, asevera feliz Otilio Álvarez Moya, anciano recuperado de la epidemia y ahora aislado en el centro Pérez Quintosa.

Revela Marlén Figueredo la satisfactoria recuperación que han exhibido estos abuelos, gracias a la labor del personal de salud involucrado en esta noble y humana tarea de preservar el bienestar del adulto mayor.

Hoy se encuentran en este centro 21 trabajadores del sector entre médicos, enfermeros, rehabilitadores y psicólogos, quienes asisten a los pacientes y ayudan en la alimentación de aquellos con más dificultades en el proceso de digestión, relató.

Entre las anécdotas la directora mencionó la reciente celebración del cumpleaños a una de las aisladas, cuya principal petición era ver a un amiguito coetáneo ingresado en la parte de los hombres, y enfatizó ser su amiga solamente. Ella quería abrazarlo y besarlo y él expresaba que lo más prudente en estos tiempos consistía en la distancia, suceso este que provocó alegría en todos.

Licenciado en Enfermería y profesor de la especialidad en la Universidad Médica, Mario Luis Castillo presta hoy sus servicios en el “Pérez Quintosa” y confesó a la ACN que no hay mayor satisfacción que ver a estas personas de la tercera edad de pie y caminar con mucho ánimo.

Asegura Mario que fue parte del personal que los recibió días atrás y que ya ahora el grado de recuperación resulta muy bueno.

Es la misma opinión de Mireya Leiva Pérez, Jefa de enfermeras y Licenciada en su profesión, quien muy expresiva cuenta del amor y la paciencia que caracteriza el trato a los ancianitos. "Es como cuidar a nuestros padres", confiesa con lágrimas en sus ojos.

El personal de enfermería permanece junto a estos abuelos las 24 horas en apoyo indispensable para los galenos, quienes entran en distintos momentos durante el pase de visita.

Nos atienden como si fueran nuestros hijos, hoy nos valemos gracias a ellos, especialmente los que padecemos de una enfermedad crónica, alude Jorge Testa, recuperado de la COVID-19, al valorar el colectivo de especialistas que los cuida, labor apoyada también por estudiantes.

Merlyn Rodríguez Martínez, quien cursa el tercer año en la Universidad Médica de Villa Clara, no ocultó su orgullo de poder aplicar aquí sus conocimientos como enfermera, adquiridos durante varios semestres de docencia.

El sentido humano de esta misión también me alienta para formarme desde ahora como una excelente profesional de la salud, resaltó Merlyn.

Además de médicos y enfermeros, 31 profesionales de la educación respaldan el cuidado de los adultos mayores en el “Pérez Quintosa”, principalmente en funciones de higienización y protección.

La alimentación en este centro de aislamiento es respaldada por Acopio, así como también por varias cooperativas del territorio con destaque para las del municipio de Camajuaní, las cuales donan frutas para los jugos que ingieren los ancianos, además de maíz, boniato, gallinas, el yogourt y otros productos lácteos.

El evento local de transmisión local de la COVID-19 del pasado 12 de abril en el Hogar de Ancianos número tres también disparó el amor y la ternura de todo un pueblo vestido de médico, enfermera y maestro, nunca resignados a perder a sus abuelos.

0-11-desvelo-3.jpg

0-11-desvelo-4.jpg

0-11-desvelo-5.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar