All for Joomla The Word of Web Design

La cuarentena de Mateo y su familia de ciencia contra la pandemia (+Fotos)

2304-MATEO1.jpg

Una lluvia artificial improvisada con una manguera, para aliviar el calor de este inusual abril; partidos de fútbol, pelota y hasta maratones en el patio de la casa, así como sesiones de baile y canto al ritmo de Irakere, Van Van y Cimafunk, son algunas de las actividades que realizan Mateo y su papá para aliviar el aburrimiento en cuarentena.

Para Adolfo Castillo Caballero “Fito”, Ingeniero Máster en Ciencias en Biomédica que trabaja en los Laboratorios AICA y ahora cumple aislamiento preventivo en el hogar, debido a la situación epidemiológica del país, resulta cada vez más difícil entretener a su pequeño de tres años por estos días.

Está más travieso que antes, pinta las paredes, maquilló a la perrita de la casa al estilo Mel Gibson en Corazón Valiente. Se encuentra en una edad de mucha hiperactividad, comenta ante la difícil tarea de imponer al niño una rutina similar a la del círculo.

A pesar de que se ha adaptado al aislamiento y pregunta menos por el parque o por los amiguitos del círculo, lo que Mateo no acaba de entender son las constantes ausencias de su madre.

María Karla Martínez Muné “Mary”, la mamá del pequeño, trabaja en el laboratorio de investigación vacuna/dengue que pertenece al grupo de arbovirus del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), pero ante la emergencia nacional y la solicitud de apoyo de todo el personal de virología del centro, colabora con otros jóvenes en el diagnóstico de las muestras para PCR en turnos especiales de 24/72 horas de trabajo.

Mi esposo me ayuda muchísimo, confiesa, si no fuera por él no hubiera podido brindarme para este sistema de guardias. Mi mamá también me apoya mucho, sobre todo en la alimentación del niño, cuando no está ella de guardia.

Y es que a pocas casas viven los abuelos maternos de Mateo. Ambos llevan más de tres décadas de trabajo ininterrumpido en el IPK y, según su orgullosa hija, fueron su inspiración para emprender la carrera de Microbiología y enfrentar el trabajo con la pasión que lo hace, porque lo siente necesario para la humanidad. “Lo que estamos haciendo el pueblo lo agradece y ya eso para mí es la mayor satisfacción”.

Él, Gerardo Martínez Machín, Profesor Investigador Auxiliar asociado al Laboratorio de Micología, está acogido a la modalidad de teletrabajo por estar en edad de riesgo y presentar algunas enfermedades de base que podrían derivar en complicaciones, de contraer el nuevo coronavirus.

Ella, doctora Mayra Muné Jiménez, Profesora Investigadora Titular, con una vasta experiencia en el enfrentamiento a epidemias que han azotado a Cuba desde los años 80 del pasado siglo como Dengue, VIH, H1N1 y Zika, es la profesional de mayor edad involucrada en esta nueva tarea, y fue una de las tres investigadoras que detectaron los tres primeros casos positivos de Covid-19 en la nación.

Mientras, en el IPK…

2304-MATEO4.jpg

En el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí se crearon cuatro grupos de guardia organizados para trabajar 24 horas y descansar 72, en el diagnóstico de pacientes sospechosos de presentar el SARS-CoV-2.

Madre e hija, desde turnos diferentes, llegan al centro directo a una reunión con el equipo saliente de guardia donde son puestas al corriente de cuanto aconteció en la jornada anterior, porque, según Mary, “para que el trabajo fluya de manera armónica y se logren resultados confiables en tiempo, tenemos que ser muy organizados”.

Cada grupo de guardia lo constituyen 10 personas, de las cuales siete trabajan en la extracción del ácido nucleico del virus, y otras tres hacen el PCR, o sea, el diagnóstico con el ARN del virus extraído.

Ella y su progenitora trabajan en el segundo equipo, el cual, según Mary, no presenta un gran riesgo de infección, pero igual labora con ropa verde estéril de laboratorio, guantes y nasobuco.

“Cada día llegan alrededor de mil muestras de todo el país y el trabajo requiere de mucha concentración y de nuestro máximo esfuerzo, por lo que siempre que podemos adelantar un poco más lo hacemos. A veces no nos damos cuenta y son las cuatro de la tarde y no hemos almorzado”.

2304-MATEO3.jpg

A pesar de que la mayoría tiene experiencia con este sistema de guardia, pues en 2018 trabajaron en el enfrentamiento al virus del Zika en la Isla bajo la misma estrategia, María Karla confiesa que el agotamiento a veces los supera y descansan entre una y dos horas en un cuarto que tienen habilitado para ello con todo el confort y la higiene necesarios, pues de la lavandería les traen a diario uniformes y ropa de cama limpios.

“La jornada es de ocho a ocho de la mañana del otro día, lo dejamos todo por escrito, y luego de la habitual reunión, donde informamos sobre la ubicación de los materiales, si hubo rotura de equipos, o de las muestras que no se pudieron procesar y quedan para el grupo entrante, nos regresan a las casas en un transporte.

“A los 14 días del inicio de estos horarios especiales y una vez que Cuba recibió los kit rápidos, a todo el personal de salud se le realizaron estas pruebas y felizmente todos los investigadores de las cuatro guardias dimos negativo a la COVID-19, lo que evidenció que estamos haciendo nuestro trabajo con protección y con mucho rigor”.

De vuelta a casa…

2304-MATEO2.jpg

Por supuesto que el primer impulso del niño cuando me ve es querer abrazarme, se pone muy contento, pero entre mi esposo y yo tratamos de entretenerlo para que eso no ocurra, porque lo primero que hago al llegar es ir directo al baño. Los zapatos se quedan fuera, la ropa para la lavadora. Me baño y lavo el pelo, es muy importante el pelo también y hasta que no estoy limpia, no voy y le doy un beso a mi hijo, explica la joven.

Según Fito, cuando la mamá se está bañando Mateo le abre la puerta y entra buscando su abrazo y la espera hasta que salga de la ducha. “Cuando está durmiendo me vigila y se mete en el cuarto a despertarla, se le acuesta al lado, no la deja descansar”.

Por supuesto que las demostraciones de cariño han tenido que disminuir, y sobre todo con mi padre, que es dentro de la familia la persona que mayor  riesgocorre, por lo que prácticamente no tengo contacto con él, comenta la joven con tristeza, la misma con la que Mayra habla de los deseos que tiene de abrazar y besar a su nieto como antes.

Mateo espera cada día a las nueve de la noche, la hora de los aplausos. Dice su mamá que le encanta ese momento “en que los vecinos empiezan a aplaudir y sale al portal y nos llama para que aplaudamos con él. Tan pequeño quizá no sabe bien por qué lo hace, pero el solo hecho de verlo me llena de satisfacción y de fuerzas para seguir trabajando por el país y por todos los cubanos”.

Comentarios   

+4 #4 Caridad 23-04-2020 12:20
Conozco bien a esta familia que por años ha dado y sigue entregando lo mejor cada día. Ya la semilla dió frutos, ahí está María Karla cómo seguidora de las enseñanzas de su padres.
Mateo fruto de Adolfito y Mary es un niño muy querido por toda la familia.
Para ellos todo mi cariño, Bendiciones
Citar
+2 #3 Idania 23-04-2020 11:47
Esa es mi familia!!!, de la que me siento orgullosa y extraño mucho. Los abuelos paternos de Mateo estamos de misión y lamentamos no poder ayudar más a la familia, pero nos comunicamos diariamente. Es duro perderse esos maravillosos momentos de Mateo que nos llegan por fotos y vídeos, pero como trabajadores de BioCubaFarma nos esforzamos en ampliar la colaboración científica y comercial de la industria médico-farmacéutico cubana. RESISTIREMOS YVENCEREMOS
Citar
+3 #2 Ana Cabrera Suarez 23-04-2020 11:39
Yo no puedo explicar la emoción de leer este artículo.
En primer lugar porque a esta familia de profesionales los considero mucho más que amigos y además porque todo lo escrito es tal...
Feliz de que personas tan profesionales reciban este reconocimiento.
Citar
+2 #1 Lourdes 23-04-2020 10:46
Son unos jóvenes ejemplo de buenos padres y profesionales, viven dedicados a la educación de Mateo y realmente le entretienen con temas educativos y sobre todo mucha cultura, identidad nacional, música, bailes, agrupaciones icónicas cubanas, etc. Mari y Adolfo son una pareja muy unida y saben bien lo que quieren. Nuestra admiracion y respeto para ellos y toda la ternura y amor para los tres
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar