All for Joomla The Word of Web Design

Con traje de cosmonauta, para mantener los pies de otros sobre la tierra (Parte II) (+Fotos)

0-22-frank-2.jpg

Las decisiones más difíciles de su carrera profesional hasta la fecha, asegura Frank Abel Acosta González, Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y especialista en Medicina Interna, que las tomó en la llamada Zona Roja, área de atención a pacientes portadores de la COVID-19 en el Hospital Militar Mario Muñoz Monroy, de Matanzas.

Actualmente en aislamiento, en espera de cumplir los 14 días requeridos para descartar padecimiento y poder reencontrarse con la familia, Acosta González rememora con alto compromiso las experiencias adquiridas durante una veintena de días como jefe de grupo, empeñado en derrotar al nuevo coronavirus.

Me tocó estar en Zona Roja con un equipo que logró un ambiente positivo para enfrentar una enfermedad altamente contagiosa; siempre trabajamos en dúo para limitar las posibilidades de cometer errores, comentó el galeno.

“Cuando los médicos van a pasar visita, los enfermeros los ayudan a vestirse con el traje de protección, y viceversa cuando le corresponde al personal de enfermería entrar en contacto con los pacientes, cada uno verifica que su compañero cumpla con cada medida de seguridad y desinfección.

“Constatamos el resurgimiento de valores como la solidaridad, la creatividad, el humanismo; en el hospital tuvimos donaciones diversas, entre ellas caretas artesanales creadas por trabajadores por cuenta propia.”

Pero a la vez la pandemia provoca erosión en la vida y afectaciones económicas, y solo la podemos vencer con trabajo en unidad, responsabilidad y con aislamiento social, reflexionó el especialista.

Sugiere Acosta González que los aplausos a las 9:00 de la noche no solo sirvan a los trabajadores de la Salud, sino también a otras personas situadas en otros frentes de combate de la enfermedad que son menos reconocidos pero no menos importantes.

Enojado porque el bloqueo económico y financiero de los Estados Unidos a Cuba entorpece la adquisición de implementos médicos para la asistencia, el galeno resalta el empeño gubernamental en garantizar los recursos necesarios para la atención de calidad a quienes padecen coronavirus en el país.

Allison y Aaron creen que su papá durante los días de ausencia, para cuidar a los abuelitos y a los niñitos, utilizaba un traje de cosmonauta, vestuario que resultó imprescindible para que pronto el especialista en Medicina Interna regrese a casa con los jimaguas.

Los pacientes que atendió en la Zona Roja apenas veían el rostro de Acosta González, pero visible sí estaba, escrita con plumón en el atuendo, la decisión tomada hace 40 años por el doctor Juventino y la enfermera Gladys en homenaje a los héroes Frank País y Abel Santamaría.

Certera combinación de nombres para un valiente de bata blanca al que, por el hacer con la complicidad de Ernesto, Ada, Wilfredo, Norberto, Mariuska, Dagmar, Brian y María Luisa, le dedican sensibles mensajes de gratitud, como el que en la red social Facebook reza: Frank Abel, cuídate, aún tengo entre los míos, por ti, vidas. Un abrazo.

0-22-frank-3.jpg

0-22-frank-1.jpg

Artículo relacionado:

Con traje de cosmonauta, para mantener los pies de otros sobre la tierra (+Fotos)

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar