All for Joomla The Word of Web Design

Cienfuegos, entre gaviotas y leyendas (+ Fotos)

2204-cienfuegos-aniv5.jpg

El Mar Caribe se ofrece rendido a sus pies, mientras las gaviotas traen en sus alas el olor de leyendas que nacieron antes que nosotros y se llevan al futuro las historias de hoy.

Es la ciudad de Cienfuegos, cercada de azul rememorando el amanecer del 22 de abril de 1819, cuando descendientes de franceses fundaron la colonia Fernandina de Jagua, mezcla del apelativo del rey de España con la manera en que los aborígenes llamaban a la zona.

Fuera casualidad o a propósito, el acto iniciático se realizó tomando como referencia un árbol de majagua, que significa Madre Jagua, el mismo que, según la fábula, sembraron las mujeres celosas de la bella Aycayia, y cuyas flores utilizaron los mayores para calmar el asma y los desórdenes respiratorios.

2204-cienfuegos-aniv2.jpg

Desbordada hace mucho de su núcleo primario, la ciudad toma formas y colores de estos tiempos y se proyecta al futuro, mientras alguien cree ver en las noches sin luna a la Venus Negra, vagando por las calles solitarias para llevar consuelo a los desvalidos y sueño a quienes padecen de insomnio.

Hoy, proclamada Patrimonio Cultural de la Humanidad, la que muchos llaman la Perla del Sur, sigue inmersa en nuevas tareas y, a la vez, orgullosa de historias como la de la Mari-Lope, la joven que prefirió inmolarse antes que ser deshonrada y se transformó en una planta silvestre de flores con propiedades curativas.

Este año el aniversario tiene otro matiz y las fiestas habrán de esperar que los cienfuegueros, junto a todos los cubanos, venzan el nuevo enemigo de la corona malvada que mantiene en su casa a muchos, mientras otros trabajan porque al fin se pueda celebrar.

Lo cierto es que todavía sus hijos, siguiendo las enseñanzas de Guanaroca, madre de los primeros hombres, y de Jagua, madre de las primeras mujeres, continúan practicando la pesca, el cultivo de los campos, el baile y la forma de curar enfermedades.

Quien sabe cuántas veces más aparecerá la Dama Azul en el Castillo de Jagua, o si la seductora Aycayia continúa jugando con las olas, lo importante es que Cienfuegos seguirá tejiendo su historia, entre gaviotas y leyendas.

2204-cienfuegos-aniv.jpg   2204-cienfuegos-aniv4.jpg

2204-cienfuegos-aniv3.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar