All for Joomla The Word of Web Design

Abril nos vuelve a convocar (+Fotos)

 

1504-ABRIL1.jpg

Como reclamó el poeta en su canción, “Acuérdate de abril si abril volviera”, los cubanos estamos de nuevo sumidos en una batalla crucial por la vida y no podemos menos que apelar a nuestra historia y vigorizar las bases que mantienen la unidad para asumir nuevas tareas dignas del mes ya en curso.

La lucha contra el nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19, enluta hoy a la humanidad, pero Cuba, bloqueada y asediada de forma cruel, no se da por vencida en el intento de salvaguardar la vida de sus hijos, ni de sanar a cada enfermo, ni de mostrar su solidaridad con otros países necesitados.

El presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en una de las reuniones diarias de trabajo, recordaba un hecho insoslayable:

“Cada acción de nuestros médicos, de nuestros científicos, de nuestro pueblo... para enfrentar la epidemia, para espantar la muerte, es un monumento a Fidel, a su visionaria obra humanitaria y a su fe martiana en que lo mejor del ser humano prevalece cuando se alienta, se reconoce y estimula”.

Y sostenía: “Si hoy hemos podido enfrentar todas estas cosas es por la obra de la Revolución”.

Podríamos asegurar que de alguna manera, los grandes momentos de la Revolución están vinculados al mes de abril, devenido compendio de hechos, todos con carácter fundacional en la sociedad cubana.

1504-ABRIL2.jpg

Fue en medio de la batalla por la independencia cuando el cuarto mes del año 1869 despuntó como clarinada con la Asamblea de Guáimaro, la proclamación de una Constitución y la elección de Carlos Manuel de Céspedes como presidente de la República en Armas.

A 23 años del suceso, en la continuidad de la lucha, organizó José Martí el Partido Revolucionario Cubano, el cual, como señalaba en una de sus bases, se proponía “…fundar en el ejercicio franco y cordial de las capacidades legítimas del hombre, un pueblo nuevo y de sincera democracia…”

Como prolongación de aquel proceso y con el empeño similar de cohesionar a la vanguardia de la clase obrera ya en el poder, el Partido Unido de la Revolución Socialista adopta, en abril de 1965, el nombre de Partido Comunista de Cuba y crea su primer Comité Central.

Abril es también el mes de la huelga que golpeó los cimientos de la tiranía de Fulgencio Batista y que, a pesar de su fracaso, el día nueve, demostró la existencia de una fuerza creciente dispuesta a luchar a todo lo largo y ancho del archipiélago.

Pero es, además, Girón, con su lección histórica para quienes todavía acunan sueños de agresión contra el país antillano y aspiran a hacer claudicar a sus hijos.

1504-ABRIL3.jpg

El 16 de abril de 1961 el Comandante en Jefe Fidel Castro proclama el carácter socialista de la Revolución Cubana en el sepelio de las víctimas de los bombardeos perpetrados la víspera contra los aeropuertos de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba.

Durante aquella jornada de dolor y gloria el pueblo armado, reunido frente al cementerio Cristóbal Colón patentizó, con los fusiles en alto, su decisión de defender la Patria.

A partir de ese momento, miles de milicianos marcharon hacia las unidades de combate en espera de la agresión alentada y financiada por los poderosos vecinos del Norte.

En homenaje a los caídos durante el rechazo a la invasión mercenaria que desembarcaría al amanecer siguiente, esta fecha quedó instituida como Día del Miliciano.

Menos de 72 horas más tarde se consolidaba la victoria y el imperialismo sufría su primera gran derrota militar en América.

Desde entonces el mundo no sería el mismo. Un pequeño pueblo valiente y audaz demostró que era posible enfrentar al poderoso gigante imperialista y vencerlo.

Como símbolos de continuidad y futuro, ese mes acoge la fundación de la Unión de Jóvenes Comunistas y de la Organización de Pioneros José Martí, cuyos miembros han sido protagonistas de numerosos sucesos históricos y están hoy en la primera línea en el enfrentamiento a la COVID-19.

Abril acogió, también, hace un año, la proclamación de la nueva Constitución de la República de Cuba, hecho que se inscribe en el camino de las transformaciones del modelo económico y social de la nación.

Por esta sucesión de acontecimientos puede decirse que abril es referencia, ejemplo, continuidad y fundación. Es fuente donde nutrir las fuerzas frente a adversidades y retos.

A la vuelta del almanaque, nos pone de nuevo ante un desafío inédito, que requiere sobre todo del máximo de disciplina de cada uno, pues como ha señalado el presidente de la República: “Mientras más rápida y contundente sea la respuesta que demos en las condiciones de nuestro país, menores serán los efectos negativos que después tendremos que enfrentar”.

Cumplamos entre todos la máxima martiana “haga cada uno su parte del deber y nada podrá vencernos” y podremos agregar otra página de victoria al honroso calendario de la Patria, como una mañana de abril con nueva luz.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar