All for Joomla The Word of Web Design

Los abrazos, por ahora, para otros tiempos

0-12-enfrentamiento-al-covid19.jpg

Si algo resulta difícil para el cubano, es prescindir de los abrazos y de esos gestos de compartimiento que los distinguen entre amigos y en el entorno familiar.

Más diferente se torna ahora, cuando se trata de aquellos que llevan semanas, meses y hasta años sin verse y han preparado condiciones para ceñirse entre unos y otros en medio de las circunstancias especiales que vive el mundo ante el contagio de la COVID-19.

Ciertamente es así, pero hay que entender que ese momento de placer del que se disfruta tiene que cambiar como si se tratara de un nuevo medicamento para contribuir al bienestar de la salud y a la detención de la mortal epidemia que azora a la comunidad universal.

Esos momentos entre padres, hijos, hermanos, vecinos y hasta amigos más cercanos, hoy están limitados a tono con las medidas de protección emitidas por las máximas autoridades gubernamentales y el sistema de salud de nuestro archipiélago ante los riesgos que implica la propagación del nuevo coronavirus.

Muchos reconocen que esos gestos deben transferirse para más adelante; mientras otros aun con el rigor de las condiciones de aislamiento para evitar las conglomeraciones de personas ante la COVID-19, hacen caso omiso de esas precisiones dentro del conjunto de medidas de protección para contribuir a evitar la propagación de la enfermedad.

Entonces ¿qué hacer?, se pregunta la mayoría de la población ante quienes obvian en parte esas normativas de obligatorio cumplimiento para contribuir a minimizar el impacto de la pandemia, extendida actualmente por más de 180 países.

Las respuestas están a las manos de todos: cumplir con rigor lo establecido por las máximas autoridades gubernamentales del país como el uso del nasobuco, el lavado de las manos mediante el empleo del cloro y el hipoclorito, evitar las salidas innecesarias de las casas y las aglomeraciones.

Cuba, nación distinguida especialmente por sus programas de salud, figura entre los países afectados por la expansión de la pandemia, ante la cual corresponde a la población ser protagonista principal y velar por el estricto cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias adoptadas ante tales circunstancias, tanto en sus propios hogares como en sitios públicos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar