All for Joomla The Word of Web Design

La mejor enfermera del mundo (+Fotos)

 0-08-enfermera-2.jpg

“Es algo riesgoso, pero ella estaba dispuesta y no quisimos interferir”. Quien habla es Rider Hechavarría, “ella” es su esposa, la licenciada en Enfermería Maricel Martínez García; y el riesgo es la lucha contra la COVID-19 en la isla de Santa Lucía.

Casados hace seis años, tienen un niño, Josué, quien cumple cuatro en el mes en curso; y juntos llevan una rutina: él, como cocinero del Ranchón en el área protegida de Flora y Fauna, en Guanaroca, Rancho Luna; y ella como enfermera en el consultorio 12 e impartiendo clases en el policlínico Octavio de la Concepción y de la Pedraja, que todo Cienfuegos sigue llamando la Cruz Roja.

Sin embargo, la cotidianidad fue interrumpida por el estallido de la pandemia de SARS-CoV-2, que para esta familia incluyó la partida de Maricel hacia la nación caribeña como miembro de la Brigada Médica Cubana Henry Reeve.

Ahora, Rider comparte el cuidado del pequeño con sus suegros, María y Saturnino, quienes, como toda pareja de muchos años, se amparan y se contradicen, pero están de acuerdo en lo más importante: “Está haciendo una buena acción y nosotros la apoyamos”.

Los ojos azules de María se llenan de lágrimas: “Estoy alterada”, dice bajito, mientras a sus espaldas; el esposo la reprende cariñoso, como presintiendo en su ceguera lo que ocurre, pero vuelven a coincidir en la respuesta pues, al fin y al cabo, “Maricel es una buena hija.”

Como toda madre, tiene un consejo para su niña y todos sus compañeros: “Hagan un buen trabajo y que no les pase nada, cuídense mucho, para volverlos a ver.”

En cuanto a Rider, se ocupa de responder cada noche a Josué cuando le pregunta por su mamá, y siempre que habla con ella le pide que se proteja, pero por encima de la preocupación lógica se le nota el orgullo de haber ligado su vida a quien describe como “la mujer más linda del mundo y la mejor enfermera”.

0-08-enfermera-1.jpg

 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar