All for Joomla The Word of Web Design

Juicio contra Trump enrarece ambiente eleccionario estadounidense (+Video)

 

0130-juicio-trump.jpg

El juicio político en Estados Unidos contra el presidente y candidato republicano para reelegirse, Donald Trump, agravado ahora por nuevas pruebas, enrarece el tradicionalmente complejo ambiente eleccionario del país, previo a los comicios de noviembre.

Ese choque entre ambos bandos alrededor de las imputaciones aprobadas en diciembre en la Cámara de Representantes por los demócratas, devenidos fiscales de un proceso legislativo que algunos califican de “farsa”, adelantan también la probable intensidad del debate entre las dos principales fuerzas políticas del país durante las elecciones.

La intransigencia republicana en defensa del gobernante durante el juicio en el Senado ante las acusaciones de la llamada Cámara Baja sobre abuso de poder y obstrucción al Congreso complica el actual momento comicial en la nación norteña, aunque para muchos se trata de una suerte de “jugada cantada” que exonerará al gobernante.

Los abogados de Trump en el juicio, iniciado el miércoles y previsto hasta fines de mes, demeritaron la presunta solicitud del Presidente a su par ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que este abriera una investigación sobre las elecciones estadounidenses de 2016, y otra sobre el exvicepresidente y precandidato demócrata, Joe Biden, su posible rival en las Presidenciales.

Pero la defensa del mandatario sufrió un duro golpe con el anuncio sobre comprometedoras declaraciones del ex asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, mediante el borrador de un libro respecto a que Trump bloqueó una ayuda militar a Ucrania para obligar a una respuesta positiva de Kiev a su pedido de pesquisar al contendiente demócrata.

Otro argumento de los partidarios de Trump es que las imputaciones en su contra no se basan en testigos presenciales, mientras sus adversarios alegan que el gobierno impide a varios de sus miembros comparecer para testificar ante citaciones del Capitolio, donde el partido del presidente domina con 53 de los 100 senadores.

Los republicanos rechazan la insistencia demócrata sobre la admisión de nuevos declarantes y documentos ante los senadores, devenidos jurados, cuestión que deberá dirimirse este fin de semana mediante votación, pero los demócratas deberán tener de su lado a cuatro republicanos para lograr la aprobación de la Cámara Alta.

Al proteger a cualquier precio al Presidente para evitar su posible remoción si el juicio prueba que las acusaciones constituyen delitos constitucionales, lo cual requiere de dos tercios de los votos del Senado, los republicanos adelantan ahora una estrategia que continuarán después para ratificarlo en el puesto mediante el sufragio.

Pese a la escandalosa imagen negativa que proyecta Trump dentro y fuera del país, que lo clasifica entre los presidentes más impopulares de la historia, el jefe de Estado persiste en sus aspiraciones a la reelección y tiene apoyo en importantes sectores que pueden conducirlo al triunfo.

Trump, quien llegó al poder en enero de 2017 sin ser el candidato más votado por la población, tiene para las Presidenciales número 59 del martes tres de noviembre un apoyo sin precedentes entre los republicanos, que lo respaldan firmemente y “cualquier esfuerzo para retarlo en unas primarias no llegará a ningún lado”, según la presidenta del Comité Nacional de ese partido, Rona McDaniel.

El Presidente deberá enfrentarse a uno de los 12 candidatos demócratas, que fluctúan entre los 37 y los 77 años de edad y están liderados por Biden, a quien una encuesta le concede un 24 por ciento de respaldo entre miembros de su partido; en tanto otras privilegian a Bernie Sanders, apenas unos días antes de las primarias de la llamada fuerza azul en Iowa el próximo tres de febrero.



Apoyado en la Vigesimosegunda Enmienda constitucional que le permite reelegirse para un segundo periodo, el antes estrella de reality shows, podría también lidiar antes de los comicios con la senadora Elizabeth Warren, ocupante del tercer puesto demócrata con un 14,6 por ciento de apoyo, seguida por el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg.

Aun sin precisarse quién ganará esa primera consulta de caucus en Iowa, ni en las otras tres previstas para febrero en New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur; los mencionados aspirantes son los únicos con más de un 10 por ciento de anuencia entre los 12 precandidatos en busca de la nominación demócrata.

La carrera final por esa designación incluye a los senadores Amy Klobuchar y Michael Bennet; a la congresista Tulsi Gabbard, al empresario Andrew Yang, al exrepresentante John Delaney, a los multimillonarios Michael Bloomberg y Tom Steyer; y al exgobernador de Massachusetts, Deval Patrick.

Una breve descripción de los principales candidatos demócratas muestra a Biden como un senador de Delaware de 76 años, blanco, católico y de origen irlandés con 50 años en la política, vicepresidente junto a Barack Obama y defensor de la guerra de Iraq.

Sanders, por su parte, es un senador por Vermont de 77 años, autodefinido como “socialista democrático”, quien se presenta otra vez a las primarias, luego de perder contra Hillary Clinton en 2016, y auspicia propuestas progresistas como la sanidad universal, la subida de impuestos a los ricos o la lucha contra el cambio climático.

La senadora y profesora de Derecho en Harvard, Elizabeth Warren, resulta una de las figuras más conocidas del partido a pesar de no ostentar cargos públicos hasta 2013, cuando se convirtió en la primera mujer senadora por Massachusetts, mientras sus críticas “al capitalismo salvaje” la convirtieron en la preferida del ala izquierda del partido.

De los aspirantes iniciales presentados a estas elecciones, que llegaron a superar la veintena en 2019, un total de 14 se retiraron de la contienda antes de llegar a esta etapa previa a las primarias.

El candidato nominado entre los 12 contrincantes demócratas para enfrentar a Trump en las presidenciales de noviembre será definido en la Convención Nacional de ese partido, programada para Milwaukee, Wisconsin, del 13 al 16 del venidero julio, en presencia de cuatro mil 750 delegados.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar