All for Joomla The Word of Web Design

Un lugar para contar chismecitos (+ Fotos)

 

2201-Chismecito_1.jpg

En las noches muchos prefieren salir a bailar, degustar una buena taza de café en el hogar, ver televisión o leer un libro, pero pocos se niegan a visitar un espacio en el que música, decoración, atención esmerada y variedad de cócteles convergen para propiciar el diálogo con algún que otro chismecito.

Ubicado en Calle Río #28804, entre Santa Teresa y Ayuntamiento, en la ciudad de Matanzas, El Chismecito constituye uno de los muchos bares de la urbe de ríos y puentes en los que pasar una noche puede convertirse en una experiencia digna de recordar.

2201-Chismecito_2.jpg

Abierto al público por primera vez el ocho de noviembre de 2017, la instalación resulta un sitio para compartir entre amigos, familias y romancear, pero siempre con la posibilidad de que algún rumor surja de sus paredes.

David Hernández Alfonso, trabajador por cuenta propia y su administrador, lo cual no es ningún chisme, lo cataloga como un bar de ambiente armónico y excelentes tragos desde las 8:00 am hasta las 2:00 am, horarios de trabajo, con excepción de viernes y sábados en los que el cierre ocurre a las 4:00 am.

La cultura de Matanzas no es ajena a un local plagado de alegorías a la famosa serie Juego de Tronos, pero ello no impide que cada miércoles por las noches la trova acapare toda la atención de los visitantes, prestos a escuchar a jóvenes cantores.

2201-Chismecito_3.jpg

Hernández Alfonso refiere que mantener espacios como el de la trova ayuda a mantener viva la matanceridad y que se trabaja allí para desarrollar otros proyectos que vinculen las artes en el territorio con un buen mojito, daiquirí, cuba libre y por qué no, un león rojo, el trago distintivo de esos predios.

2201-Chismecito_4.jpg

Para Angel Luis, uno de los bartender, el establecimiento representa una oportunidad para departir sanamente, donde el estilo vintage, primero de su tipo en la provincia, hace recordar a una Atenas de Cuba que revive su vida nocturna y exhorta al viajero a un encuentro con el pasado y el presente.

Música, tragos, tapas y por sobre todo un personal atento, reflejan el quehacer de cada bar abierto al trabajo del sector no estatal en la provincia yumurina, en la que la cultura predomina en una ciudad presta a rescatar su vitalidad e historia.

El Chismecito representa una excelente propuesta para departir entre amigos, familia o sorprender a la chica de tus sueños con uno de sus cócteles; y quién sabe si después de visitarlo, algún que otro chismecito recordará la estancia allí. 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar