All for Joomla The Word of Web Design

Renovado homenaje al Titán de Bronce

1206-antonio-maceo.jpg

Era el siete de diciembre de 1989, hace ya 30 años, y el pueblo cubano rememoraba el aniversario 93 de la caída en combate de Antonio Maceo y de su ayudante Panchito Gómez Toro, pero en esa ocasión el homenaje a nuestros próceres independentistas, también se extendería a honrar a los cubanos contemporáneos caídos en las gestas internacionalistas en otras tierras del mundo.

Culminó ese día la Operación Tributo que trasladó hacia Cuba desde Angola, Etiopía, Nicaragua y otros escenarios, los restos de los combatientes cubanos caídos en esas tierras para hacer realidad las palabras del entonces ministro de las FAR, Raúl Castro Ruz, cuando el 12 de diciembre de 1976 expresó : "De Angola nos llevaremos la entrañable amistad que nos une a esa heroica nación y el agradecimiento de su pueblo, y los restos mortales de nuestros queridos hermanos caídos en el cumplimiento del deber".

En todos los municipios del país, de forma simultánea, fueron llevados hasta su último destino los restos de los combatientes cubanos que un día salieron de esos parajes a cumplir con su deber.

Durante el homenaje nacional al Titán de Bronce y a los cubanos muertos en combate, efectuado en el Cacahual, donde descansan Maceo y Panchito Gómez, el Líder Histórico de la Revolución, Fidel Castro, expresó : “Ellos murieron por el internacionalismo. Ellos murieron por el Socialismo. Ellos murieron por la Patria revolucionaria y digna que es hoy Cuba. ¡Sabremos ser capaces de seguir su ejemplo! Para ellos ¡Gloria Eterna!

El siete de diciembre no fue una fecha tomada al azar para hacer coincidir dos efemérides separadas en el tiempo.

En esa jornada de 1896 cayó combatiendo el hombre de quien José Martí dijó: “Y hay que poner asunto a lo que dice, porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo. (…) Firme es su pensamiento y armonioso, como las líneas de su cráneo.(…)

En el ideal de Maceo el antiimperialismo estuvo muy claro, tal como lo demostró cuando en su entorno alguien se mostró favorable a la anexión y le contestó: "Creo, joven, aunque me parece imposible, que éste sería el único caso en el que tal vez estaría yo al lado de los españoles".

También le escribió a un amigo: “Tampoco espero nada de los americanos; todo debemos fiarlo a nuestros esfuerzos; mejor es subir o caer sin ayuda que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso”.

A pesar de estar lejos de lograr la independencia de su Patria, patentizó su sentimiento internacionalista el seis de junio de 1884 en carta al patriota cubano Anselmo Valdés.

"…Cuando Cuba sea independiente solicitaré permiso para hacer la libertad de Puerto Rico, pues no me gustaría entregar la espada dejando esclava esa porción de América".

Su concepción antirracista y su convicción sobre la necesidad de la abolición de la esclavitud, fueron principios que lo acompañaron toda su vida y por los cuales también se opuso al Pacto del Zanjón y encabezó la Protesta de Baraguá al final de la Guerra de los Diez Años en 1878, en la que proclamó su decisión de continuar la lucha hasta lograr la independencia.

Un siglo después, los continuadores de aquella Revolución iniciada en 1868 contribuyeron decisivamente en tierra africana a derrotar el bárbaro sistema racista que tenía muchas similitudes con el que combatió el Lugarteniente General en el siglo XIX , aplicado por una minoría explotadora que gobernaba África del Sur y agredía a pueblos del continente.

Cada siete de diciembre la fecha constituye un renovado homenaje al Titán de Bronce, que le rinden los cubanos que hoy enfrentan las agresiones del imperio, aquel que en su etapa inicial fue denunciado por él, quien confesó que lo combatiría en sus afanes de apoderarse de Cuba en cualquier condición, aun al lado de España.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar