All for Joomla The Word of Web Design
25
Febrero Martes

Doctora Alina Toledo, modesta y laboriosa en la comunidad (+Fotos)

 

1118-Dra_01.jpg

Por más de 30 años Alina Toledo Brea es la doctora del Consultorio del Médico de la Familia número 25, perteneciente al policlínico Armando García, de la oriental ciudad de Santiago de Cuba.

Con su bata blanca, profesionalidad y entrega por delante, cada mañana abre las puertas a los pacientes que la esperan y junto al resto del equipo comienzan la jornada laboral.

Toledo siempre soñó con ser galena pero especialista en Hematología, sin embargo, la vida le mostró otras grandezas de la salud cubana y no fue hasta su graduación que conoció su verdadero destino.

1118-Dra_02.jpg

“Empezaban los Médicos de la Familia y esa fue mi primera misión y aquí estoy, disfruto lo que hago y trato de hacerlo lo mejor posible: de visitar a mis pacientes, estar al tanto de todo, cómo viven, cómo elaboran sus alimentos. Es la manera más eficaz de hacer el trabajo preventivo”, destacó.

Desde su primer día como doctora y hasta la actualidad se desempeña en la comunidad, en el mismo consultorio del Consejo Popular 30 de Noviembre; sus pacientes son vecinos de toda la vida, la vieron crecer como profesional y ella les ha visto nacer, también, envejecer y a otros los ha acompañado hasta sus últimos días.

“Aspiro a continuar hasta que la salud me lo permita, esta es mi población, la que cada día me solicita, a los que conozco y me conocen, a los que tengo como parte de mi familia. No hay un nombre que no me sepa, no hay un rostro que no tenga identificado”, dijo con orgullo.

1118-Dra_03.jpg

Durante el diálogo Alina habló con mucho respeto de su gente, se emocionó al referirse a la labor diaria y ríe con picardía al recordar alguna historia de las tantas protagonizadas en más de tres décadas y hace una pausa cuando se emociona.

De su quehacer cotidiano especificó que el médico debe ser una persona muy humana, ética,  respetuosa y así le corresponde proyectarse desde el primer día de estudiante, conocer que tiene la más importante misión: salvar vidas.

“En eso le va cuidar su forma de hablar, manera de vestir, su higiene personal y la superación, estudiar todos los días que es como único se honra a la profesión, a uno mismo y sobre todo al ser humano”, afirmó.

Glenda Baquero recordó que la atendió durante todo su embarazo, fue su médico de cabecera y ya su hija se graduó en la universidad; y aunque no es paciente del área, la llama cuando tiene alguna situación de salud, es una maravillosa persona, muy responsable, dice.

Pacientes más jóvenes indicaron conocerla cuando comenzaron su embarazo o se instalaron en el barrio, sin salir a buscarla, la doctora Toledo se acercó a ellas y les hizo un profundo interrogatorio sobre el estado de gestación.

Es hermoso escuchar a las estrenadas madres que solo con el tiempo comprendieron que las atenciones no eran solo por ese momento, porque llegó el día del parto, pasó el primer mes, el año de su bebé, los dos años y a cualquier hora y día de la semana está ella presente.

Hasta en su casa siempre está dispuesta a recibir a todo el que lo necesite. Su espacio de servicios abre antes de las ocho de la mañana y solo pasadas las cuatro de la tarde se retira, pero la doctora Alina sigue auxiliando en la Atención Primaria de Salud.

1118-Dra_04.jpg

En el Consultorio 25 se atienden mil 128 personas, trabajadores y huéspedes de instituciones que existen en el área y todos los que la solicitan desde varios sitios de la ciudad.

“A la doctora la conozco desde que se inició en el sector hace más de 30 años y siempre con el mismo respeto nos visita, se preocupa y a la hora que la llame, viene y es muy certera en sus diagnósticos, con alta percepción del riesgo", dijo el colega Juan Díaz, radiólogo jubilado y paciente.

1118-Dra_05.jpg

Por este galeno que la estima como una hija conocimos que tiene una linda familia y junto a su esposo llevan por caminos de bien a sus hijos, inculcándoles valores de honestidad y responsabilidad para que sean un ejemplo para esta sociedad.

Alina dudó en acceder a la entrevista, quizás por modestia, pero lo cierto es que ella forma parte de la vanguardia de la salud en Cuba y es de los tantos y tantos laboriosos especialistas que se han dedicado a la atención con esmero y calidad, obra de la sencillez y humildad forjada por la Revolución, en la rama de la medicina. 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar