All for Joomla The Word of Web Design
25
Febrero Martes

Un espacio para la vida (+Fotos y Audio)

1114-Casa para Abuelos Antonio Dicirt-1.jpg

La primera luz del sol lo despierta y sus ojos amanecen inquietos; llega la hora de volver junto a los compañeros.  Sergio Felipe de Vega Hernández es su nombre, uno de los muchos "jóvenes" de la tercera edad que de lunes a sábado visitan la Casa para Abuelos Antonio Dicirt, de la ciudad de Matanzas.

El rostro de Sergio Felipe refleja las arrugas marcadas por sus años de trabajador, pero su espíritu mantiene la vitalidad de un hombre bisoño cuando llega la profesora de educación física y convida a realizar actividades en las mañanas, porque esa rutina le encanta, sonríe pícaramente.

Practicar ejercicios fortalece el cuerpo y la mente -afirma con elocuencia Sergio, como le gusta que le digan-, y aquí en la casona para ancianos constituye una de las tareas que cumplimos con mayor satisfacción.

Aunque a veces  se escape a echar una partidita de dominó –comentó Oneyda Reyna Díaz, compañera de Vega Hernández en los juegos de Scrabble-, todos los días tengo ganas de acudir al edificio ubicado en la calle de Río, esquina Ayuntamiento, donde se fortalecen los vínculos entre quienes acudimos a la institución.

Contar con un espacio donde podamos conversar sobre temas en común y recordar aquellos tiempos cuando las piernas ligeras recorrían las calles de la ciudad es muy importante, expresa la otrora trabajadora de contabilidad.

Sergio atentamente escucha las palabras de su compañera y como un niño travieso interrumpe la conversación, afirmando que no solo hacen actividad física o ejercitan la mente mediante los juegos de mesa, sino que también son atendidos por un personal que los cuida y les brinda lo que necesiten.

Todas las personas que trabajan aquí son maravillosas, sentencia el hombre con apellido de escritor, y mientras habla, Oneyda susurra en su oído; hay que mencionar con especial agradecimiento a la trabajadora social Yaneysis Hernández Pedroso, quien siempre está pendiente de todo.

Acá nos sentimos acompañados, atendidos, se preocupan por nuestra alimentación y recreación, lo cual resulta muy importante para personas de la tercera edad, enfatiza Sergio.

Recibimos visitas casi diariamente de personalidades de la cultura, servicios de peluquería gratis, participamos en actividades organizadas por la institución y se imparten clases como parte del programa de la Universidad del Adulto Mayor, sentencia Sergio convencido de acudir, de lunes a sábado, a un activo espacio para la vida.

1114-Casa para Abuelos Antonio Dicirt-2.jpg

1114-Casa para Abuelos Antonio Dicirt-3.jpg

1114-Casa para Abuelos Antonio Dicirt-4.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar