La Habana, Sábado 21 de Septiembre de 2019 01:08 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Deisy, medio siglo de quehacer agradecido a Vilma y Fidel

Compartir :
Tamaño letra:

 

0823-fmcr_02.jpg

Sorprende la vitalidad y lucidez de Deisy Pozo Pérez, quien con una longeva y muy activa vida de 83 años, lleva medio siglo al frente de un bloque de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en Santa Clara, ante todo por la Revolución que le dio la oportunidad de ser libre y muy feliz.

Merecedora de la orden Ana Betancourt, que otorgó el Consejo de Estado en el actual 2019, la dirigente de base de la organización femenina asegura que siempre hay tiempo para todo, trabajar, criar tres hijos, ser esposa y cumplir con las obligaciones políticas.

Recuerda que -junto a su compañero- colaboró en la clandestinidad durante la última lucha por la liberación de Cuba, en apoyo a quienes peleaban en el lomerío del Escambray.

Después del triunfo del Ejército Rebelde, se empleó como costurera, administró un atelier y luego un establecimiento de fotografía, pero asegura que siempre estuvo dispuesta a laborar con la FMC y nunca pensó que estaba sobrecargada de obligaciones.

Milita en el grupo de los agradecidos La vivaz Deisy, de sonrisa y fortaleza en la mirada, da las gracias a Vilma Espín Guillois, eterna presidenta de la organización femenina; y a Fidel Castro Ruz, líder de la Revolución Cubana, por sus vidas y enseñanzas, la defensa a los derechos de las mujeres y de la mayoría de la población.

Jubilada desde los 57 años y viuda, desde hace tres, cuenta que hay quienes critican que con su edad permanezca en tareas de dirección de la FMC, a los cuales responde que lo hace por deber y con gusto, donde permanecerá mientras la salud lo permita y las federadas de su área lo deseen, “Mi bloque siempre cumple y las acciones se hacen con amor, pienso que las féminas debemos reconocer siempre cuánto ha hecho por nosotras la organización, creada para buscar la igualdad de género,” dijo.

Deisy ostenta la medalla 23 de agosto y participó como delegada en dos Congresos de la Federación, formó parte del batallón femenino de tránsito del Ministerio del Interior y es graduada de la Universidad del adulto mayor, entre otros muchos quehaceres de su historia personal.

“Con las jóvenes es preciso trabajar, en la dirección de las delegaciones contamos con varias de ellas, pero se requiere paciencia e inteligencia para atraerlas. Ellas son la continuidad”.

Logró hacer su obra y encauzar a los hijos; las dos mujeres se dedicaron a la economía y están jubiladas; y el varón es fisioterapeuta.

Ahora, en sus tiempos libres, cose y con la jubilación está gratificada, vive sola porque le gusta su casa, además de sentirse muy apoyada por sus descendientes, vecinos y federadas; y se considera una persona feliz.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar