La Habana, Sábado 21 de Septiembre de 2019 01:33 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

¿Qué tan cerca está Cuba de la Revolución Robótica? (I)

Compartir :
Tamaño letra:

 

0822-ROBOTICA.png

Cada día amanece con la noticia de algún nuevo androide. En las redes se pueden encontrar robots que se mueven a ritmo de Hip-Hop y hacen estrepitosas coreografías que baten Récords Guinnes, que corren de forma autónoma y saltan obstáculos sin tropezar; o que se convierten en presentadores de un programa informativo en un canal televisivo, tal y como sucedió el año pasado en China.

Afortunadamente Cuba no se ha quedado a distancia de conocer tales adelantos. Como parte de ferias tecnológicas, hasta la Mayor de las Antillas han llegado Paro, bebé foca diseñado en 1993 por Takanori Shibata que utiliza sensores de inteligencia artificial para recoger información de su entorno e interactuar con los humanos y colaborar en el tratamiento de personas con necesidades especiales; y el “autorretrato androide”, del ingeniero japonés Hiroshi Ishiguro, que conmocionó La Habana.

A ello se suma que también hay robótica Made in Cuba, en una ciencia que hace más de 20 años se ha instalado en los predios de la investigación y la innovación. Por el momento es vista fundamentalmente con el fin de automatizar procesos en sistemas electromecánicos de la producción, los servicios y la sociedad, además de perfeccionar las capacidades quirúrgicas.

En el país la puesta en marcha de proyectos tiene como centro impulsor el Grupo para el Desarrollo de la Robótica, que es coordinado directamente por el Ministerio de Educación Superior (MES) y el profesor de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV), Luis Hernández Santana.

Esta iniciativa se creó por indicación de la más alta dirección del país. Aquí se unen los esfuerzos y saberes de tres centros de la Isla donde se estudia la carrera de Ingeniería Automática: la Universidad Tecnológica de La Habana (Cujae) –enfocada en la robótica industrial-, la UCLV -vinculada a los servicios- y la Universidad de Oriente (UO) -en correspondencia con la robótica médica-, y las pone en diálogo con las empresas líderes en el desarrollo de tecnologías en busca de automatización.

CUBA AUTOMATIZADA

0822-RevRob_3.jpg

Perteneciente a la Facultad de Ingeniería Eléctrica, específicamente en el Departamento de Automática, el Doctor en Ciencias Luis Hernández Santana dirige un equipo de investigación alrededor de la automatización y la robótica desde la UCLV, que a su vez se erige como coordinador científico dentro del Grupo Nacional para el Desarrollo de esta ciencia en la nación, auspiciado por el MES.

Más de 30 años de labor avalan la experiencia de la casa de altos estudios en estos temas y que ha puesto su mira, por ejemplo, en el orden de la manipulación, la robótica móvil y dentro de esta la UCLV ha explorado con vehículos autónomos, aéreos y acuáticos, insertados en la robótica industrial, la robótica de los servicios.

En la agricultura, comenta a la ACN Hernández Santana, la robótica se manifiesta sobre todo a través de drones, con los cuales se capturan imágenes a partir de las cuales se toman decisiones sobre los distintos cultivos.

Otras dos líneas de trabajo ocupan al profesor villaclareño y su equipo. Primero una parte relacionada con la industria azucarera y todo lo concerniente a las máquinas que poseen sistemas avanzados de cultivo como cosechadoras, máquinas de suministros de fertilizantes, las que con un computador a bordo realizan funciones automatizadas.

Aunque aún está en ciernes, al decir de Hernández Santana, constituye este uno de los proyectos de culminación a más corto plazo y con el que se experimenta de conjunto con el Instituto Nacional de la Caña de Azúcar.

También han cooperado con el Centro de Investigaciones Navales de La Habana para el desarrollo de vehículos autónomos acuáticos y subacuáticos.

La percepción que nosotros tenemos, ilustra el experto, es que por la dinámica poblacional que hay en Cuba es necesario moverse hacia la automatización de procesos con el fin de restarle funciones a los seres humanos. Pensamos que en este tema hay capacidad de atención a personas de la tercera edad, por ejemplo, mediante el uso de robots de tipo domésticos.

Entre las ventajas está que aumenta la productividad, disminuye la fuerza de trabajo e incrementa la calidad de la producción, enumera Hernández Santana.

Y por supuesto, añade, está el reto social de la comprensión por parte de los principales actores de la importancia del uso de estas tecnologías, un reto que recae directo en las producciones: muchas veces la tecnología más sofisticada necesita de una mano de obra más calificada y en ocasiones necesita un aseguramiento material más complejo.

Pero, concluye el investigador de la UCLV, es una realidad por la que hay que transitar y que se presenta actualmente como tendencia natural de las sociedades; Cuba, por tanto, podría tener un futuro promisorio en el área de la automatización. ( Continuará)

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar