La Habana, Domingo 25 de Agosto de 2019 09:11 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Fidel “celebró” un cumpleaños en Sancti Spíritus

Compartir :
Tamaño letra:

 

0813-trujillo.jpg

Quizás el Comandante en Jefe Fidel Castro hubiese compartido su cumpleaños 33 con los carboneros de la Ciénaga de Zapata, como lo hizo en la Noche Buena de 1959; o a lo mejor junto a pioneros y a jóvenes destacados,  como celebró su onomástico 50 en 1976; pero el azar de la historia le exigió que lo hiciera en la ciudad de Trinidad, actual provincia de Sancti Spíritus, con las armas en las manos.

No era para menos, el joven poder revolucionario de Cuba estaba amenazado en agosto del 59, cuando se realizó por este sitio la primera invasión mercenaria al país, la cual  se conoce como la Conspiración de Trujillo y fue frustrada gracias a la pericia del máximo líder de la Revolución.

El gobierno de Estados Unidos, inconforme con el triunfo rebelde del Primero de Enero  apostaba por el derrocamiento de este y puso todo su empeño en ello, razón por la que ideó una invasión mercenaria por la zona trinitaria teniendo en cuenta que ese era el lugar más idóneo por el “descontento” del pueblo y de fuerzas que habían participado en contra de Fulgencio Batista.

Contaba el imperialismo con el apoyo de emigrados contrarrevolucionarios cubanos,  elementos militares del antiguo régimen,  retirados y algunos activos, pero desafectos en el ejército rebelde; y, sobre todo, con jefes del llamado II Frente Nacional del Escambray, alentados todos  por los servicios de inteligencia estadounidense.

Rafael LeónidasTrujillo, dictador dominicano, se ofreció para tal empresa contrarrevolucionaria y por ello fue cómplice y gestor de aquella conjura, que la máxima dirección del Ejército Rebelde conoció de antemano y decidió una estratagema: hacer creer que gran parte del sur en la otrora provincia de Las Villas estaba tomado por conspiradores.

Varias tropas revolucionarias, junto al pueblo trinitario, simularon en esa urbe a una plaza sitiada. Una vez más se ponía a prueba la inteligencia, la astucia y el genio militar de Fidel, quien junto a Camilo Cienfuegos, Celia Sánchez y otros altos oficiales el Ejército Rebelde se pusieron al frente de la maniobra.

Resultó tan perfecto aquel simulacro que el 12 de agosto el sacerdote Ricardo Velazco Ordóñez, enviado especial de Trujillo para inspeccionar la situación, llegó a Trinidad por vía aérea y creyó que todo era real al ver a una compañía rebelde disfrazada de campesinos que en la pista de aterrizaje gritaba a viva voz: ¡Viva Trujillo!, ¡Abajo Fidel!

Cerca de la pista de aterrizaje del aeropuerto de la otrora villa, Fidel instaló su puesto de mando para dirigir las acciones.

Las comunicaciones radiales con Ciudad Trujillo tenían como fondo el ruido de las explosiones y los disparos de un ficticio combate que se desarrollaba en las inmediaciones de la referida terminal aérea del centro-sur cubano.

El 13 de agosto  un avión C-47, procedente de Santo Domingo y colmado de armamento, fue capturado en ese aeródromo y los 11 mercenarios que viajaban en la aeronave fueron detenidos y juzgados. Se frustraba así la conspiración.

En esa operación ocurrió un intercambio de disparos entre las fuerzas del Ejército Rebelde y los recién llegados, que tuvo como saldo heridos de ambas partes y la pérdida de los combatientes revolucionarios Frank Hidalgo Gato, Eliope Manuel Paz Alonso y Oscar Reytor Fajardo.

Fidel escribió muchos años después de aquella maniobra: “Ese 13 de agosto de 1959 cumplía yo 33 años de edad, estaba en la plenitud de la vida y de las facultades físicas y mentales. Se trataba de una importante victoria revolucionaria, pero a la vez una señal de los tiempos que vendrían y un triste obsequio que me hizo Rafael Leónidas Trujillo el día de mi onomástico (…)”.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar