La Habana, Martes 10 de Diciembre de 2019 05:08 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

26 de Julio, inicio de la estrategia de la victoria

Compartir :
Tamaño letra:

 

0726-fidel-moncada2.jpg

En su alegato de autodefensa La Historia me absolverá pronunciado por Fidel Castro en el juicio por los sucesos del 26 de julio de 1953, el joven dirigente al explicar las causas de las acciones revolucionarias expresó: "Parecía que el Apóstol iba a morir en el año de su centenario, que su memoria se extinguiría para siempre, era tanta la afrenta(…)

Un año antes, en 1952, un corrupto gobierno caracterizado por el latrocinio, presidido por Carlos Prío Socarrás utilizó demagógicamente  las consignas de la revolución traicionada de 1933, mientras garantizó  durante su mandato los intereses del imperialismo en la Isla.

Este régimen levantó un rechazo  que auguraba el triunfo en las cercanas elecciones  del Partido Ortodoxo, integrado por las fuerzas progresistas que tenía en sus filas a amplios sectores populares y figuras de la política tradicional opuestos a los desmanes del gobierno.

En esos sufragios el general Fulgencio Batista, el hombre fuerte y de confianza de EE.UU. , no tenía posibilidades  de alcanzar el éxito, de ahí que encabezara un golpe de estado el 10 de marzo de 1952 con apoyo de las fuerzas armadas, supuestamente para adecentar la administración pública.

Desde la propia planificación del golpe castrense,  el abogado de 25 años de edad, Fidel Castro, se enfrentó a ese hecho cuando conoció indicios de la conspiración y se lo informó a la dirección del Partido Ortodoxo que desestimó su  alerta, y posteriormente condenó ante los tribunales y la prensa el régimen golpista, y a Batista  sin resultado alguno.

Pero esas experiencias, conllevaron a que el dirigente revolucionario decidiera concebir una nueva estrategia  que tuviera como método principal la lucha armada y la insurrección popular contra la dictadura batistiana.

0726-fidel-castro-en-el-vivac-580x410.png

Hasta en los  sectores revolucionarios y progresistas  prevalecían dogmas paralizantes  sobre la imposibilidad de  hacer la revolución contra el ejército, y fue precisamente ese desmoralizador augurio el que se dispuso desafiar Fidel  el 26 de julio con los ataques a los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

El  movimiento  insurreccional se construyó desde la base con jóvenes humildes, desligados de los partidos tradicionales  y la politiquería imperante, que constituyeron la Juventud del Centenario del nacimiento del Apóstol en 1953 y dentro de sus filas, y  bajo estrictas medidas de compartimentación, Fidel estudió y escogió personalmente a los más de100 combatientes que voluntariamente aceptaron participar en acciones armadas.

Las armas, las municiones y los uniformes del ejército que utilizaron los atacantes para incrementar la sorpresa fueron sufragados o conseguidos  por los mismos revolucionarios aportando sus modestos sueldos o con la venta de bienes personales.

0726-fidel-moncada.jpg

Antes de partir al combate en la Granjita Siboney, en las afueras de Santiago de Cuba, Fidel en breves palabras sintetizó la esencia del movimiento revolucionario que había formado y su decisión de lucha.

"Compañeros: Podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará. Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Si ocurriera lo contrario, el gesto servirá de ejemplo al pueblo de Cuba, a tomar la bandera y seguir adelante. (…) Tras  el fracaso militar de los ataques siguió una salvaje represión, bajo la orden del dictador de  asesinar a 10 revolucionarios por cadasoldado muerto en combate, cuota sanguinaria  sobrecumplida  por la soldadesca que ultimó a más de 50 asaltantes.

El terrible revés no  derrotó la estrategia revolucionaria y el pueblo reconoció  a un indiscutible  guía y se identificaría con su estrategia victoriosa, que continuó con la llegada del Granma y sus 82 expedicionarios, embrión del Ejército Rebelde, para iniciar la etapa definitiva de la lucha armada que llevaría a la victoria del primero de enero de 1959 y que hoy como legado del Comandante en Jefe, inspira a las nuevas generaciones para continuar la obra iniciada en la alborada del 26 de julio de 1953.

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Efemérides

December 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5