La Habana, Martes 17 de Septiembre de 2019 07:02 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Cuba en los Juegos Panamericanos (VIII): San Juan acogió fiesta deportiva de América en 1979

Compartir :
Tamaño letra:

0710-mascote_79.jpg

Una sede inédita, San Juan, la capital de Puerto Rico, acogió los VIII Juegos Panamericanos del primero al 15 de julio de 1979, certamen en el que Cuba se consolidó en el segundo lugar del medallero, con siete títulos más que en la versión precedente.

En la conocida como isla del encanto, la delegación cubana logró una cosecha de 64 medallas de oro, 47 de plata y 34 de bronce, solo superada por Estados Unidos (126-95-45) y por delante de Canadá (24-43-70).

Un gran aporte a la Mayor de las Antillas brindaron los halteristas, quienes dominaron el levantamiento de pesas con 23 coronas de 30 posibles, dada la posibilidad de sumar preseas en el arranque, el envión y el total, para de esa forma mantenerse como reyes continentales.

También los esgrimistas reeditaron su liderazgo en la justa, esta vez con seis cetros de ocho en disputa; mientras que los exponentes de la gimnasia artística masculina volvieron a demostrar su jerarquía.

Entre las individualidades con mejores actuaciones, el bólido de Cuba, Silvio Leonard, conquistó el doblete en la velocidad, al adjudicarse los metales áureos en los 100 y 200 metros planos (m/p) del atletismo.

Con ese desempeño, Leonard igualó la hazaña de su compatriota Rafael Fortún, igualmente vencedor en esas dos pruebas en Buenos Aires 1951.

Otras estrellas como Alberto Juantorena, el brasileño Joao Carlos Oliveira, y los estadounidenses Renaldo Nehemiah y Evelyn Ashford, prestigiaron con su presencia las competencias del deporte rey.

En el caso de Juantorena, doble monarca olímpico de Montreal 1976, tuvo que conformarse con la segunda posición en los 400 y 800 m/p.

Una que sí logró triunfar en su prueba por tercera ocasión fue Margarita Romero, quien se mantuvo en el trono del lanzamiento del disco con envío de 60.58 metros, superior a los 60.16 m conseguidos en Ciudad de México 1975.

Además, María Caridad Colón se bañó de oro en el lanzamiento de la jabalina con 62.30 m, en una especie de antesala de lo que vendría en la cita olímpica de Moscú 1980, donde conquistó la presea dorada.

Entre los datos curiosos de esa lid en San Juan, los pugilistas cubanos subieron cinco veces a lo más alto del podio, pero Estados Unidos (4) se sitúo en la cima por mayor cantidad de puntos de acuerdo con las reglas de la Federación Internacional de Boxeo.

Teófilo Stevenson, en más de 81 kilogramos, volvió a lucir toda su grandeza sobre el cuadrilátero para añadir otro metal áureo a su brillante palmarés deportivo.

En los torneos colectivos, los equipos de la isla caribeña continuaron su paso triunfal en béisbol y voleibol, en este último en uno y otro sexo; mientras que el baloncesto (f) también contribuyó al botín dorado.

La cita de San Juan rompió todos los récord de participación con la asistencia de tres mil 700 atletas; y Cuba tuvo el mérito adicional de alcanzar el segundo lugar del medallero sin haber competido en la mayoría de las 25 nuevas pruebas convocadas.

Hasta Caracas, Venezuela, se trasladarían en 1983 los deportistas de América en busca de cumplir sus sueños, competir y confraternizar.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar