Misión Milagro: 15 años en combate contra la ceguera (+ Fotos y Audio)

0710-colaborador-cubano_02.jpg

   La Misión Milagro, iniciativa que forma parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), desde su puesta en marcha ha beneficiado, de forma totalmente gratuita, a más de cuatro millones de pacientes de 47 países de casi toda América y el Caribe.
   Liderado por los gobiernos de Cuba y Venezuela, ese programa nació el 10 de julio de 2004 cuando fue intervenido quirúrgicamente el primer grupo de pacientes venezolanos en el Instituto Oftalmológico Ramón Pando Ferrer, en La Habana, centro de referencia nacional de esa especialidad.
  Para el Doctor en Ciencias Marcelino Río Torres, director general de esa institución, constituye un gran honor y orgullo  haber dirigido desde sus inicios ese noble y humano proyecto que ha devuelto la visión a seres humanos condenados a vivir en tinieblas.

0710-colaborador-cubano_01.jpg
  En diálogo con la Agencia Cubana de Noticias, Río Torres, Profesor e Investigador Titular,  rememoró cuando el nueve de julio en la tarde noche el Comandante en Jefe Fidel Castro visitó ese Instituto y preguntó sobre la disposición de iniciar la Misión Milagro para cooperar en esta actividad ya que él y Hugo Chávez se percataron de que había poco aprendizaje en muchos venezolanos y después se dieron cuenta de que no veían bien.
   Por tal motivo Fidel nos preguntó si éramos capaces de operar 50 venezolanos diariamente y al día siguiente, el 10 de julio a las siete de la mañana, estaban ahí los primeros 50 pacientes de esa nación suramericana y fueron aumentando la cantidad de cirugías hasta un día que se llegó a la cifra de 500, enfatizó.
  A finales de octubre sumaban  unos 16 mil pacientes intervenidos, todos perfectamente, fue una tarea enorme y no tuvimos que lamentar complicaciones, recalcó el catedrático, quien recientemente recibió la Orden Carlos J. Finlay, máxima distinción que confiere el Consejo de Estado de la República de Cuba  a profesionales con relevantes resultados en la investigación científica.
  Entre las dolencias oftalmológicas destacó que un número importante fue operado de cataratas y otros casos de pterigium (carnosidad), párpado caído y de estrabismo.
   Organismos internacionales de las Naciones Unidas como las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud, y mandatarios de diversas naciones han elogiado la Misión Milagro, pues ningún país ha contribuido a la lucha por la prevención de la ceguera en el área como  Cuba mediante ese programa que también elevó la calidad de la asistencia en todo el país, remarcó el experto.

ENTREVISTA AL DOCTOR EN CIENCIAS MARCELINO RÍOS

   Dotada de la más alta tecnología y recursos humanos entrenados, la oftalmología en la Mayor de las Antillas es reconocida a nivel internacional y los profesionales cubanos han adiestrado al personal en otras naciones.
   En el “Pando Ferrer” hay casi 90 residentes de varios países, pues el prestigio alcanzado es muy grande en cuanto a la formación en la nación antillana, recalcó.
    Allí también se ofrecen cursos de postgrado en Retina, en Catarata, en Trasplante de Córnea, en Oftalmología Pediátrica y otras, refirió.
   Actualmente tenemos hospitales reconocidos de muchos años como el José Martí, en Uruguay, el Ernesto Che Guevara, en Córdoba, Argentina y también existen varias instituciones oftalmológicas en Guatemala, Honduras, Bolivia, Venezuela, y otros países, donde los profesionales cubanos prestan sus servicios y además adiestran a los colegas foráneos.
  También estuvimos en Benguela, en Malí, así como existe colaboración en varias naciones como Argelia, Qatar, Sudáfrica, Angola y Guinea Bissau, por citar algunos.
  Aclaró que a la par de la Misión Milagro, los cubanos recibían la atención médica y en 2018 se hizo un pesquisaje en todo el país para conocer las principales causas de ceguera, cuyo estudio arrojó que al igual que el resto del mundo el primer motivo de ceguera evitable fue la catarata.
   La Organización Mundial de la Salud  (OMS) planteó como meta que cada país debería operar tres mil pacientes por millón de habitantes y Cuba está ya en tres mil 600 y en América Latina hay naciones que no llegan ni a dos mil por millón, aclaró.
   Según la OMS, la Misión Milagro cobra vital importancia si se tiene en cuenta que en el planeta existen más de 135 millones de impedidos visuales, y casi 40 millones de individuos ciegos por causas prevenibles, de ellos más de un millón y medio son menores de 16 años.
   Este programa oftalmológico continúa abriendo ojos y esperanzas, además de que demuestra al mundo el poder de la solidaridad.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar