La Habana, Martes 20 de Agosto de 2019 10:24 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

De la abogacía al restaurant: Conchita, la de las Cuevas de Bellamar

Compartir :
Tamaño letra:

 

0607-conchita_01.jpgA sus 58 años María de la Concepción Sánchez García, alias Conchita, podría descansar sobre cualquier buró envuelta en firmas y papeles.

Ya a estas alturas quizá hubiese ganado un nombre prestigioso dentro de la abogacía en la delegación del Ministerio del Interior (Minint) pero no, a esta administradora cubana habrá que buscarla en la cocina, o cerca de las mesas del restaurant más popular en la ciudad de Matanzas.

Desde su llegada hace más de dos décadas al ranchón de las Cuevas de Bellamar, complejo recreativo distinguido por un conjunto de cavernas de más de 23 kilómetros de galerías, la residente en el barrio de La Playa se convirtió en referente por su liderazgo, embajadora de la constancia y las ganas de hacer.

0607-conchita_02.jpg

Desaliñada aparece por estos días entre piedras y cemento, tablas y puntillas, al frente de un batallón de hombres enfrascados en devolver la vida al recinto, que ostenta la condición de Vanguardia Nacional y Unidad Modelo por la calidad en la prestación de servicios.

Tenemos la pretensión de reabrir antes del 26 de julio próximo, fecha en que se celebra en Cuba el Día de la Rebeldía Nacional, cuenta María de la Concepción y realza el trabajo de la Cooperativa No Agropecuaria Sancof y la Empresa Forestal Integral de Cienfuegos, inmersos en la reparación casi capital de la infraestructura.

El reto para la nueva instalación será mayor porque cada día las expectativas del cliente crecen, las personas ganan en cultura de servicios y exigen ser tratadas como debe ser, dice la delegada por la provincia de Matanzas al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), celebrado en abril último.

Del Congreso traje las mejores experiencias, considero que fue una cita en la que además de poder intercambiar con la máxima dirección del país, los delegados presentes aprendimos a valorar en toda su extensión el momento actual por el que atraviesa la Isla, y la necesidad de apoyar a la nación en cada paso.

Conchita tiene un semillero de anécdotas del día a día en el restaurant de las Cuevas de Bellamar, y la mirada le brilla cuando habla de su colectivo de trabajo, de la unidad y el apoyo entre sus miembros, que trasciende salones y cocinas hasta la vida personal.

Aquí tengo gente que pasó madrugadas conmigo en hospitales en momentos de crisis, los mismos que a diario me llamaban para probar cada plato, para pedir criterio, a base de ese tipo de cosas creció este restaurante, finaliza.

Conchita es un ser humano excepcional, y como buena abogada siempre sabe quién tiene la razón. Ahora entre maderas, escombros y guano transcurren sus días. Mañana, a la puerta del centro turístico, le esperará para que pueda saborear el mejor sazón que se cocina en Matanzas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar