La Habana, Martes 18 de Diciembre de 2018 02:19 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Rompiendo cadenas en vitral por La Demajagua

Compartir :
Tamaño letra:

1206-Francisco-Javier.jpg

  Dos manos negras, fuertes, libres…rompieron las cadenas que los ataron por más de tres siglos. En el medio estaba Cuba, levantándose apoyada en sus hijos, sobre todo en Carlos Manuel de Céspedes, el ilustre bayamés que cortó las ataduras de sus esclavos y, como hermanos, los llamó a la lucha.
   Además del sol naciente, símbolo del nuevo amanecer de la patria, aquel 10 de octubre estaban la campana, los muros y la rueda dentada del ingenio Demajagua, sitio donde hace 150 años se iniciaron las guerras por la independencia de la nación.
   Ahora esa escena gloriosa que nos recrean los libros y los historiadores está en un vitral, una hermosa pared de 24 metros cuadrados.
   La obra surgió por iniciativa del Partido Comunista de Cuba en la oriental provincia de Granma, y de la Asamblea del Poder Popular en el territorio, instituciones que convocaron a varios artistas del país para diseñarla.
   Creado finalmente por Francisco Javier Suárez, artista de la plástica y artesano, el mural se encuentra en el parque museo Demajagua, y fue inaugurado oficialmente el 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana, por Alpidio Alonso Grau, Ministro del sector, y autoridades locales.
   Como todo en el arte, crear este tipo de vitrales resulta complicado, pero lo primero es ponerle corazón, además lleva mucha actividad manual, aseguró Javier Suárez.
   “El trabajo fue minucioso, pues tuvimos que colocar cada fragmento, pieza a pieza, y son 24 metros cuadrados.
   “Lo primero fue la creación de la obra plástica, luego corte, recortes, ajustes, ensamblaje, soldadura…”, añade.
   “La técnica utilizada es milenaria”, resalta el artista. “Es la misma empleada en las antiguas iglesias de Europa; y está realizado con un vidrio de color con textura, con el cual se unen colores de varios tonos hasta materializar la idea”.
   Explicó que el mural recrea el antiguo ingenio Demajagua, hoy Monumento Nacional, e incluye las ruedas dentadas del trapiche; además la candela detrás de ellas deviene símbolo del trabajo intenso a cargo de los esclavos en la industria azucarera y las chispas que encendieron la lucha por la independencia.
   También muestra una réplica de la campana original, las manos abiertas de los esclavos y las dos banderas: la enseña nacional y la que acompañó al Padre de la Patria en el alzamiento el 10 de octubre de 1868.
   Un cañaveral, las montañas y el mar conforman el entorno del vitral que recibe a los visitantes en una de las salas del parque museo Demajagua.
   “Hay dos cosas fundamentales en esta obra”, asegura su creador: “Una es la magnitud de la misma, que será vista por miles de personas debido a su ubicación en el Monumento Nacional”.
   Francisco Javier Suárez hace una pausa y afirma: “La otra es la connotación histórica, porque aquí comenzó todo lo que somos y tenemos hoy, y eso me llena de orgullo como artista y cubano”.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Efemérides

December 2018
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6