La Habana, Miércoles 17 de Octubre de 2018 01:16 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional     Bloqueo                              Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Desenredar la madeja de la inocuidad (+Fotos)

Compartir :
Tamaño letra:

0807-inocuidad-6.jpg

   Leubys Vázquez Robles, joven trabajador del Sistema de Urgencias Médicas de Salud Pública en Las Tunas, sabe que la inocuidad de los alimentos depende de la calidad de estos, cómo se ofertan, su conservación, manipulación, cocción, todo lo cual hace que el producto esté en buen estado.
   Lo que quizás este joven paramédico no conozca es cuán amplio es el tema de la inocuidad alimentaria y el sinnúmero de acciones o causas que puedan afectar esta condición.
   Por eso, Osmani Méndez Alarcón, jefe del Departamento de Higiene de los Alimentos y Nutrición del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que el trabajo de esa área es evaluar la calidad sanitaria de los centros destinados a la producción, expendio y consumo de alimentos; así como las condiciones de cuidado y manipulación de estos en cafeterías, círculos infantiles, restaurantes, grandes fábricas y otros establecimientos.
   No obstante, y a pesar de ser el Ministerio de Salud Pública  el organismo regente del tema, se le otorgó a la Oficina Nacional de Normalización la función de coordinadora, institución que tiene claro que más que calidad, la inocuidad indica que las condiciones físicas, químicas y microbiológicas del producto deben ser adecuadas.

LICENCIAS SANITARIAS, GARANTÍA DE INOCUIDAD

   Para que un trabajador del sector no estatal logre legalizar su patente y abrir su negocio, debe contar con la licencia sanitaria que otorga el Centro de Higiene luego de realizar la inspección.
   En el territorio, desde febrero último, comenzó un reordenamiento para que los centros estatales sin licencia sanitaria la obtengan, e incluso los que produzcan alimentos también deben tenerlos registrados en el Instituto de Higiene y Epidemiología. Hasta el momento  el proceso marcha al 48 por ciento, algunos están en trámites, otros aún no han comenzado.

¿QUIÉN CONTROLA MÁS Y MEJOR?

   José Luis Silva Valera, especialista principal de la Unidad Territorial de Normalización (UTN), expresó que a pesar de que el Consejo de la Administración en Las Tunas definió el acuerdo 162, para que esta entidad entregue cada tres meses un informe con las principales incidencias referentes al asunto, los problemas continúan.

0807-inocuidad-.jpg

   Ubel Hidalgo Gómez, tecnólogo de los derivados de la harina, expresó que la dulcería Las Delicias, cerrada por problemas de inocuidad, ubicada en el mismo corazón de la ciudad, ya reabrió tras la solución de los problemas señalados.

0807-inocuidad-2.jpg
   Otras instituciones están siendo reanimadas paulatinamente, pero las dificultades desde el punto de vista tecnológico persisten, pues los equipos de panadería se diseñan para 10 años de explotación y muchos de ellos funcionan gracias a la inventiva de los propios trabajadores.
   No obstante, para cumplir con el sistema que garantiza la total y correcta inocuidad,  Las Tunas no cuenta con un laboratorio para análisis de los alimentos y actualmente fabrica más de 200 productos y ninguno de ellos está certificado para la comercialización.
   Además, no se dispone de los medios de limpieza e insumos para esta labor. En los sitios donde existen es por gestión  administrativa y no por asignación del recurso.
   El Grupo de Inspección estatal también ha identificado como una de las principales deficiencias en el sector estatal la insuficiente cantidad de neveras, bandejas, carritos para transportar el pan, estantes, y de especial significación el hecho de que más del 80 por ciento de la transportación se hace en carretones tirados por caballos.
   Pero no todo depende de las condiciones infraestructurales de los locales ni de las circunstancias técnicas o de acceso a recursos, también está la acción inescrupulosa de quienes no piensan en la salud del consumidor, sobre todo en los vegetales, cuando se tratan con maduradores.
   Según datos ofrecidos por el Grupo de Inspección Estatal, un alto porcentaje de los artículos del agro que se consumen en los dominios tuneros tienen algún tipo de madurador.
   Manuel Vilche García, supervisor integral, afirma que dada su experiencia en este trabajo, él sabe detectar cuándo los productos contienen madurador. Por ejemplo, dice, en el caso de los plátanos y platanitos frutas el tallo se les pone negro, a la fruta bomba le salen manchas igualmente oscuras, además de que el corazón permanece duro y el sabor natural lo pierden.
   Otro de los integrantes del Grupo, Jorge Reisel Céspedes Pacheco, comenta que el uso de maduradores también se identifica cuando los carretilleros exhiben en venta estos alimentos que aún están fuera de temporada, siendo el más evidente y recurrente el mango, al cual se le queda una parte sin madurar. Los expendedores aceleran el proceso precisamente por la demanda de algunos de estos.
   A pesar de la pericia de los inspectores para identificar este tipo de violaciones, ellos no están autorizados para retirar licencias por esta causa, tendrían que dejar un acta de inspección abierta para enviar una muestra del producto al Centro Provincial de Higiene, proceso que resulta demasiado engorroso y casi nunca se hace.
   El plazo del control pudiera acortarse, según varios implicados, si las inspecciones se hicieran de forma integrada entre estas tres entidades rectoras.
   Una respuesta positiva cada vez resulta más imperiosa en un país que apuesta por la protección al consumidor con más fuerza que nunca. Las Tunas trabaja por solucionar el laberinto que entraña que el pueblo pueda disfrutar de productos alimenticios totalmente seguros.

0807-inocuidad-3.jpg

0807-inocuidad-4.jpg

0807-inocuidad-5.jpg

0807-inocuidad-7.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar