Veracruz 2014: retorno cubano y dura porfía (XXII)

logo-Veracruz-2014

Para la Mayor de las Antillas, ausente en la edición puertorriqueña de Mayagüez 2010 por faltas de garantías a su grupo de atletas, los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe, disputados del 14 al 30 de julio de 2014, en la ciudad mexicana de Veracruz, devinieron retorno al trono, pero en una dura disputa contra la escuadra anfitriona.

México se convirtió en la primera nación en acoger los juegos por cuarta vez (1926, 1954 y 1990), y los organizadores de esa justa “manipularon” el programa de competencias hasta la saciedad, para que su delegación se mantuviera en la punta durante más de una semana, y eso inquietara sicológicamente a los deportistas cubanos.

Además, convocaron y eliminaron varias modalidades, para que Cuba estuviese exenta de disputar más de 100 juegos de medallas.

Esta cita regional estableció cifras récord de participantes (5204), de 31 países, y el ascenso en el número de disciplinas a 46, superior a las 39 de la nación boricua. Igualmente, destacó la no existencia de villa deportiva, por lo que los atletas fueron hospedados en hoteles.

Además, la realización de todos los eventos fue en un solo país, hecho que no ocurría desde La Habana 1982, contando para ello con las subsedes de Boca del Río, Xalapa, Tuxpan, Córdoba y Coatzacoalcos.

Se retomaron las competiciones de golf -ausentes 60 años-, se incluyó por vez primera la natación en aguas abiertas y el boxeo para damas, además del aumento de deportes colectivos a 19 –10 (m) y 9 (f)-, aunque la totalidad de pruebas descendió de 492 a 429, la más baja posterior a Maracaibo 1998.

Cuba, apoyada en los excelentes resultados de sus deportes de combate –fundamentalmente boxeo, lucha y judo-, el atletismo y el remo, se coronó por duodécima vez en la historia y amplió a 10 su cadena de triunfos ininterrumpidos, tejida desde Ciudad de Panamá 1970.

La cosecha final de la delegación de la Mayor de las Antillas fue de 254 medallas, repartidas en 123 de oro, 66 de plata y 65 de bronce; pero tuvo férrea resistencia de México, al que apenas se le sacó ventaja de ocho metales dorados (115-106-111). En la tercera plaza se ubicó Colombia (70-75-76).

Los cubanos contaron con varios monarcas y medallistas olímpicos, mundiales y panamericanos, entre ellos los boxeadores Julio César La Cruz, Arlen López, Lázaro Álvarez y Roniel Iglesias, quienes apenas vieron resistencia de sus rivales.

Las palmas también para el luchador grecorromano y abanderado de la delegación Mijaín López, doble campeón olímpico y cinco veces monarca del orbe, quien más que tirarles tackles y desbalances a sus oponentes de menor rango, se dedicó a colmar las expectativas del público presente.

Este fue el primer cetro centroamericano para el gigante de Herradura, que nunca había podido conseguirlo por la falta de cinco gladiadores para que hicieran oficial la competencia en su división.

El atletismo fue el deporte más destacado para Cuba, ya que aportó 23 títulos, incluidos cinco récords para los Juegos Centrocaribeños: Yipsi Moreno (martillo, 71.35 metros), Yarisley Silva (pértiga, 4.60), Denia Caballero (disco, 64.47), Yorgelis Rodríguez (heptalón, 5984 puntos) y el relevo masculino 4x400 (3:00.70).

Además, el judo tributó 13 medallas de oro, en tanto la lucha logró 10, al igual que el remo con su actuación perfecta; y el boxeo conquistó nueve cetros de 10 posibles.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar