Renovación e historia como premisa a los 329 años

Preparativos en la plaza Ernesto Guevara de la Serna, para conmemorar el 90 cumpleaños del Guerrillero Heroico, en la ciudad de Santa Clara, provincia de Villa Clara, Cuba, 13 de junio de 2018. ACN FOTO/ Arelys María ECHEVARRÍA RODRÍGUEZ

Cada 15 de julio, como la primera vez en 1689, renace Santa Clara con más historia, madurez y belleza, no obstante huracanes, lluvias y sequías, por decisión de sus hijos quienes marcan el latido urbano en cada momento.

A los 329 años llega la ciudad, después del azote del devastador fenómeno hidrometeorológico Irma, en septiembre pasado, y de recibir un alud de lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, este año, que dañaron viviendas y locales sociales y de interés económico.

Nada amedrenta a los pobladores, los mismos que lucharon o apoyaron las guerras por la independencia en el siglo XIX, de las cuales fue escenario en dos ocasiones así como también en la batalla de Santa Clara, protagonizada por el Ejército Rebelde, comandado por el Che, en la última centuria.

Por eso, a pesar de los pesares y gracias al esfuerzo de hombres y mujeres, el municipio de Santa Clara resultó este año la sede de un merecido acto provincial por el 26 de Julio.

Varias obras en el boulevard harán más agradable el tránsito de visitantes y nativos por la calle comercial, con el rejuvenecimiento del parque Las Arcadas; así como también el cambio de bancos, jardineras y cestos para desechos a todo lo largo de la vía con diseños muy actuales.

La arteria peatonal se viste de gala en el calendario de su aniversario 30, además con la restauración de la principal y más añeja farmacia local y la continuidad de otras obras.

En este aniversario la urbe también vio reabiertas las puertas del Palacio de Pioneros, por mucho tiempo en mal estado constructivo; y la recuperación del centro recreativo Somos Jóvenes, combinado de piscinas, restaurantes y otros espacios de distracción.

La localidad, además, se pone a punto para el desarrollo turístico de Cuba con el funcionamiento del hotel Central, una edificación de la década del 20, del siglo último, ubicada en el centro histórico y excelentemente restaurada.

Al esfuerzo de la industria sin humo se suma la rehabilitación de una antigua casona para el hostal Floreale, en tanto prosiguen las acciones constructivas en otros inmuebles, que ampliarán las capacidades habitacionales en esos dominios del centro de la Isla.

Este 2018 resulta muy significativo para Santa Clara, por la celebración en junio último del natalicio 90 de Ernesto Guevara, uno de sus más queridos hijos por adopción, cuyos restos descansan junto a los de varios de sus compañeros de la guerrilla en Bolivia, en el Complejo Escultórico consagrado al revolucionario.

También se prepara para el arribo a las tres décadas de la institución histórica dedicada al Che y a los 60 años de la batalla de la ciudad, ambas efemérides en diciembre venidero.

Bien lejano en el tiempo, se evoca cada julio, aquel grupo de familias, provenientes de San Juan de los Remedios que bajo la sombra de un frondoso tamarindo en la loma de El Carmen, presenciaron la misa fundacional de la villa de Los dos Cayos, llamada después Gloriosa Santa Clara.

Con el paso de más de tres siglos, diferentes generaciones han dejado huellas que se observan en sitios patrimoniales y emblemáticos como el parque donde se recuerda el nacimiento de la localidad, junto al centenario teatro La Caridad, Monumento Nacional y principal coliseo cultural citadino.

La plaza Leoncio Vidal y sus alrededores, plenos de edificaciones de estilo ecléctico y ubicadas en el centro histórico, desembocan en calles angostas, de aceras estrechas por donde un constante transitar de pobladores, turistas y visitantes del país caracterizan hoy a la populosa ciudad.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar