La Habana, Jueves 17 de Octubre de 2019 08:58 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

El Cucalambé, el poeta popular, el bardo de los esclavos (+Fotos)

Compartir :
Tamaño letra:

El Cucalambé, el poeta popular, el bardo de los esclavos

Las Tunas le agradece a la familia Nápoles Fajardo su presencia  en el mapa de la literatura cubana en el siglo IXX, escribe Carlos Tamayo Rodríguez en su libro Epítome a las poesías completas de El Cucalambé, criterio que confirmó, al referirse a las obras de los tres hermanos escritores.

Antonio José –explica el acucioso investigador a la Agencia Cubana de Noticias-- trasladó una imprenta de los dominios tuneros a los holguineros, donde imprimió el folleto El sitio de Holguín, y Manuel Agustín, fue el autor del primer libro de Las Tunas, Flores del Alma, que vio la luz en 1860.

Pero fue Juan Cristóbal (El Cucalambé 1829-1861) el más trascendental, pues su obra  ha resistido el paso del tiempo hasta estos días, en que se lee, canta y  estudia en las universidades y mantiene su vigencia por su calidad y porque refleja la época en que vivió.

A El Cucalambé se le encasilla en la décima, que es lo más importante en él, pero no lo único, pues como creador culto que fue, también incursionó en el soneto, el epigrama, leyendas en versos y prosa periodística.

El Cucalambé, el poeta popular, el bardo de los esclavos

No resultó abiertamente abolicionista  --amplía Tamayo Rodríguez--, pues en aquella época a nadie que estuviera en contra de la esclavitud le iban a publicar un texto. No coincidió con los mambises, pues no se supo más de él después de 1861, en Santiago de Cuba, y las investigaciones no han podido develar esa misteriosa desaparición.

Ya sin saber de su existencia física, los mambises cantaban  sus décimas  en los momentos de descanso y entre combates, pues en las estrofas estaba implícito el amor a la patria y la posición de que había que liberar  a la isla y a contribuir al sentimiento de patria, cuando no estaba definida la nación cubana y solo imperaban las leyes de España, continúa el investigador.

Tal apreciación es notable en una de las estrofas de Hatuey y Guarina:

¡Oh, Guarina! ¡Guerra, guerra
Contra esa perversa raza
Que hoy incendiar amenaza
Mi fértil y virgen tierra!

Todo ello constituye un fuerte elemento para que a Juan Cristóbal Nápoles Fajardo se le considere el poeta popular más importante de la ínsula en el siglo IXX y también el poeta de los esclavos.

En 1858, año en que no había imprenta en su natal terruño, le publican Rumores del Hórmigo, en La Habana, y un año después se fue a vivir a Santiago de Cuba, ciudad con un nivel de desarrollo que le permitía acercarse más a las letras. En esa localidad del sur oriental, se vinculó  al diario El Redactor y aceptó el cargo de pagador de Obras Públicas de España.

Allí desapareció en la referida fecha y alrededor de ello se han tejido varias leyendas, pero lo cierto es que aún se desconoce el rumbo definitivo de El Cucalambé.

El Cucalambé, el poeta popular, el bardo de los esclavos

Lo más importante de Nápoles Fajardo para eternizarlo ha sido la Jornada Cucalambeana, en Las Tunas, donde cada año se reúnen los más importantes decimistas y repentistas  cubanos para cantarle a la campiña como lo hizo el autor de Rumores del Hórmigo –el río entrañable- en El Cornito, donde vivió el bardo.

Nació en el mismo corazón de Las Tunas, en el lugar donde radicó la Plaza de Armas y hoy se erige la Plaza Martiana. De ahí que  el investigador Tamayo Rodríguez, poeta  y presidente de la filial  provincial de la Unión de Escritores y Artista de Cuba,  considera que falta mucho por hacer en su urbe para situar a El Cucalambé en el lugar que le corresponde.

En El Cornito, a cinco kilómetros de la ciudad tunera, permanecen las ruinas de la casa  de la familia Nápoles Fajardo, donde había un ingenio, un barracón de esclavos y una parcela de tierra cultivable.

Es un lugar bello, de un paisaje envidiable que antes de levantarse el actual  motel en la década del 70 del pasado siglo, hasta allí peregrinaban artistas y sociedades fraternales para rendirle tributo al creador.

Todo no puede ser recreativo. Hay que exponer más elementos sobre la vida y obra de El Cucalambé, significa el investigador y mayor estudioso del bardo en Cuba, que coincidentemente cumplirá años este primero de julio, al igual que Juan Cristóbal.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Efemérides

October 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3