La Habana, Domingo 17 de Diciembre de 2017 02:28 pm

 ACN Hoy  ALBA-TCP    Elecciones                                                                  Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Sub 23 de béisbol: quinto puesto y sin cupo mundialista

Compartir :
Tamaño letra:

 

1205-beisbol.jpg

Luego de una actuación que frisó los límites de la palidez, dada la sequía ofensiva mostrada, la selección cubana de béisbol sub 23 años regresó a casa con un inesperado quinto lugar, rubricado en el Campeonato Panamericano que se disputó en Panamá.
En el certamen, que otorgó cuatro boletos para la Copa del Mundo del próximo año, intervinieron 12 equipos divididos en dos grupos de seis. A duras penas, la tropa del mentor villaclareño Ariel Pestano cumplió con su primer objetivo: clasificar entre los tres mejores de cada llave, para incluirse en la hexagonal final en busca de los cupos mundialistas.
Así, en la fase de grupos abrieron con súper nocaut de 16-1 ante Argentina; luego vencieron 2-0 a Brasil, pero en su tercer cotejo, recibieron lechada de 0-2 ante Venezuela. En su cuarta salida a la grama del estadio Remón Cantera, superaron con cerrado marcador de 5-4 al inexperto cuadro de Colombia, al que dejaron al campo en el final del noveno inning.
Y en el quinto y último duelo de esa primera fase, perdieron 1-3 contra Puerto Rico. Así, su balance de tres triunfos y dos fracasos, le permitió avanzar a la hexagonal, a la cual se arrastraban los resultados contra los dos restantes clasificados del mismo grupo.
Por eso, llegaron con desventaja de 0-2, dados sus deslices ante venezolanos y boricuas. Y para colmo de males, debido a que nunca consiguieron pegarle con oportunidad a la pelota, en la final cedieron 0-2 contra Panamá, 7-10 ante República Dominicana y 3-6 frente a México.
Entonces, ya eliminados del mundial, cerraron este certamen
panamericano con abultado pizarrón de 10-2 contra el elenco azteca, en pos del quinto lugar, y apoyados en los lanzamientos del zurdo santiaguero Ulfrido García, quien se agenció dos de las cuatro victorias cubanas en todo el torneo.
Es cierto que los numeritos no reflejan fehacientemente lo que sucede en un terreno de juego, pero las estadísticas demuestran que el sub 23 cubano apenas pegó 73 hits en 269 veces al bate, para pésimo promedio de 271.
Pero hay más. Entre esos indiscutibles, hubo apenas cinco jonrones, tres de los cuales llegaron en el último juego del calendario contra el Istmo. El poderoso bateador santiaguero Lionard Kindelán, quien jugó muy poco a pesar de su fuerza madero en ristre, pegó dos cuadrangulares, además de uno per cápita al aval del receptor Ariel Martínez y el antesalista Ricardo Ramos.
La gran mayoría de los jugadores que integraron el conjunto se desempeñaban en la LVII Serie Nacional cubana, por lo que estaban en buena forma competitiva.
Pero solo el torpedero capitalino Yorbert Sánchez, quien terminó con promedio de 387, pudo conectar bien las bolas rápidas de los lanzadores rivales, algo que ven muy poco nuestros jugadores en el certamen de casa.
Pienso que, contra una buena actuación, también conspiraron varias decisiones como los intentos de robos de bases con marcadores desfavorables, el excesivo empleo del toque de bola -incluso con el cuarto bate-, y los 52 ponches que se tomaron los bateadores.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Efemérides

December 2017
Mo Tu We Th Fr Sa Su
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31