La Habana, Lunes 27 de Febrero de 2017 03:30 pm

Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Engaño en canchas de Coppelia (+Fotos)

Compartir :
Tamaño letra:

helado1.jpg

Bola, según su definición, es una esfera tridimensional con forma de balón; sin embargo, en la emblemática heladería Coppelia, de la capital cubana,  algunos de sus trabajadores han “enriquecido” el concepto y hasta cambiado su forma.
    En ese sitio bola es un objeto aplastado, con forma de galletica, hueco en el medio y poco volumétrico.

helado3.jpg

    Cuando en los primeros días de mayo del pasado año reinauguraron  la reco

nocida heladería, pensamos que tras el enorme esfuerzo desarrollado y la importante inversión, podrían desterrarse las principales problemáticas en el servicio, que arrastró durante décadas.
   En aquella ocasión,  Mercedes López Acea, miembro del Buró Político, vicepresidenta del Consejo de Estado  y primera secretaria del Partido en La Habana, les dijo a los trabajadores y funcionarios presentes que lo más importante era  el desafío de lo que quedaba por hacer, en cuanto a mejorar y mantener en alto las atenciones a la población.
    Y es que materialmente las condiciones están creadas para garantizar un servicio de calidad.¿Qué falla entonces? el factor humano, el control y el deseo de servir bien al público.

helado2.jpg

   El jueves nueve de febrero en la mañana una antigua dependiente de la instalación recordaba con nostalgia sus días de trabajadora, “aquí el cliente era lo primero, no había es

o de esperar que un área se desocupara totalmente para comenzar el servicio y nadie se atrevía a  violar la norma; hoy todo eso se ha pe

rdido”
    No le faltaba razón:  de manos de algunos empleados comenzaron a llegar miniporciones de helados divorciadas de la relación  norma-precio, solo dos personas que se atrevieron a protestar obtuvieron casi 20 minutos más tarde algo parecido al tamaño por el cual debían pagar.
   Caminé hacia el resto de las áreas, la situación era idéntica, solo me fue imposible acceder a la Torre porque mi objetivo era pasar desapercibido.
   ¿Por qué, después de la costosa reparación integral de esa área que incluyó los vitrales de la cúpula, y la adquisición de 23 neveras, luminarias y platos nuevos de cerámica, entre otros muchos recursos con la mira puesta en el mejoramiento del servicio, no se crearon fuertes mecanismos de supervisión para impedir que factores subjetivos lastraran tanto esfuerzo?

helado4.jpg

   ¿Cómo puede sentirse un cliente a gusto en una instalación si sabe de antemano que lo

están timando? Alguien decía: el consumidor debe exigir por sus derechos, y eso es cierto, pero otro grupo de personas argumentaba que salir de paseo para enfrentarse a este tipo de situaciones era algo así como pasear por el infierno. Tampoco les falta razón.
    En cada uno de estos centros existen jefes de turnos, de áreas, administraciones, toda una gama de funcionarios y responsables que si cumplieran  cabalmente con su función cerrarían las brechas al descontrol y al delito, pero lamentablemente existe una ceguera selectiva incapaz de poner freno a un problema tan añejo.
   Ojalá las quejas lleguen a oídos receptivos y contribuyan a rescatar,  definitivamente, los valores fundacionales de la instalación.

Comentarios   

 
+1 #12 yordan 23-02-2017 08:51
yo fui el martes 21 de febrero a coopelia con mis amistades, lo primero es que estuvimos 3 horas en la cola, estando varias canchas casi vacias, y luego que nos sentamos pudimos ver como se mantenia la misma bolita (si se puede llamar bola a la media luna), y no tenian nada que ver los sabores que estaban en la pizarra con lo que dice la dependiente, ademas de ofrcer un rizado que era leche en polvo, y las galletas se acabaron y le echaban las boronillas, hasta cuando la falta de respeto, una señora protesto y por poco la dependiente se ña come, esto no le frena nadie
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #11 Belkis Hernández 23-02-2017 08:35
todos sabemos lo que ocurre en coppelia y por que ocurre, todos somos culpables porque se lo permitimos. Además coincido con los compañeros que dicen que la administración es la maxima responsable de lo que alli sucede por no controlar correctamente, pero...que hacen las organizaciones políticas? digamos, si un militante del PCC o de la UJC hace lo mismo que el resto, que sucede? pues nada, ahi lo hacen todos por igual y no pasa nada, ni viene nadie del organismo superior a supervisar nada, a ese le corresponde callar ante lo mal hecho y nosostros, al pueblo, nos toca pagar para que ellos cada vez tengan más y más
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #10 Tania 22-02-2017 15:45
Es una pena que la sitación sea general para los Coppelias ya que el de camaguey está igualito, despues de las reparaciones realizadas, las bolas que no son bolas la falta de higiene en el servicio, los frizzer en un estado que da pena.
Servicio al que acuden tantas personas y nadie ve nada es lo mas triste.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #9 Elliott 22-02-2017 10:18
Es cierto todo y no pasa nada. Por eso lo siguen haciendo, porque saben que nunca pasa nada con ellos; no pierden el trabajo, no le pagan al pueblo (entiéndase dueño) lo robado, ni van presos. Es seguir alimentando la corrupción y la ilegalidad.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #8 romel 22-02-2017 08:51
esto es un tema viejo, un verdadero circulo vicio que se denuncia se dice se recontradice y al final seguimos entrenidos con las miserias humanas de coppelia, de los boteros y otros problematicas en la sociedad cubana que estan permeados de burocratismos favoristimos e insencibilidad, ¿a quien le importa si quienes deberian accionar para erradicar viven sus vidas como carmelina. pobre de nosotros no nos degastemos pena deria darnos tanta pobreza de espiritu
Citar | Reportar al moderador
 
 
+1 #7 luise 21-02-2017 11:27
Este tema ha salido a relucir anteriormente y se siguen repitiendo las situaciones, eso es debido a que mno hacemos un buen analisi de causas, no tomamos acciones en corresopondenci a y si no responsabilizam os a los que tienen autoridad en dicha materia, no vamos a sacar el mal de raiz y si soy del criterio que hay que publicar nombres y apellidos y que las sanciones sean ejemplarizantes para que el que venga detras lo piense dos veces antes de continuar una desfachatez que se repite día a día. basta de no hacer caso a los reclamos de los usuarios. Si estan colocando cámaras en los semaforos y otros lugares, gastense unos pasitos en instalarlas en el Coppelia para que así caigan los que impunemente se codean con la delincuencia.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+3 #6 dailene 21-02-2017 10:21
El trabajo está bien pero es cierto que sería mejor si entrevistara a directivos de la instalación. El problema es ¿cómo acceder a personas que evaden tanto a sus responsabilidad es como a los periodistas? Acaso piensan que cuando un investigador va al Copelia lo atienden con los brazos abiertos. Para nada.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+3 #5 Alejandra 20-02-2017 17:03
Estos trabajos periodísticos para obtener un resultado más impactante y objetivo, se deben hacer más aterrizados a la denuncia, que a la información superficial de lo que todos conocemos y padecemos. Propongo que se deben entrevistar a los máximos responsables de la Entidad y que den razones y causas de esa mala calidad en el servicio. Al igual que se deben comprometer ante un medio nacional de ser receptivos y hacer, por la mejora del servicio del cual son responsables. Si es posible, tomar fotos y poner las declaraciones textuales de los funcionarios de cooppelia. Los calificativos que tiene el mal servicio en cooppelia serían muy diversos pero para que desgastarnos en eso. Es una lástima que nuestro pueblo sea el que tenga que pagar por el mal trabajo y descontrol de unos cuantos.
Exhorto a que este tipo de trabajo se realice con más rigor, porque así es llenar espacio vacío en la página.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+6 #4 Roberto Molina 17-02-2017 19:27
Y vuelvo sobre el tema. Me parece que el término Ceguera Selectiva es una manera más de edulcorar el despropósito en que se ha convertido Coppelia. Vayan a los dos Coppelias de Santiago de Cuba, para que vean como allí no hay esa ceguera. Y es la misma Cuba. La que no es la misma es la verguenza de dirigentes y trabajadores. En Santiago hasta el cambio de turno se hace sin parar de trabajar. Y cuando digo sin parar signfica eso, allí no se para ni un minuto para nada.
Citar | Reportar al moderador
 
 
+4 #3 Roberto Molina 17-02-2017 19:21
¿Y hasta cuándo nuestra prensa seguirá- como se dice en Oriente- "comiendo bolas" con el tema de las bolas de Coppelia? Verguenza debía de dar tanta recurrencia del tema y que la vida por allí siga igual.
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar